Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CValenciana. Complicaciones en el embarazo y parto causan la mayoría de las 134 muertes de fetos en la Comunitat en 2013

Las complicaciones en el embarazo y parto provocaron la mayoría de las 134 muertes de fetos que se produjeron en la Comunitat Valenciana en 2013, mientras que la principal causa de defunción de los 65 recién nacidos fallecidos en este periodo fueron los trastornos respiratorios y cardiovasculares específicos en este período.
Así, se recoge en el avance de los datos del registro de mortalidad perinatal de la Comunitat Valenciana de la Conselleria de Sanidad, consultado por Europa Press, que tiene como objetivo analizar los factores asociados a estas defunciones, así como estudiar las posibles diferencias geográficas, entre otros. De este modo, este indicador permite conocer el estado de salud, planificar los servicios sanitarios y evaluar su calidad, sobre todo durante el embarazo, parto y periodo neonatal.
Con ello, se pretende aumentar la exhaustividad de los datos, mejorar la calidad de la información respecto a las causas de muerte, incorporar aspectos sociodemográficos, integrar aspectos clínicos como las prácticas en el parto, los cuidados desde el nacimiento y de los recién nacidos hospitalizados.
Por sexos, el 61,8 por ciento de los fallecidos fetales fueron hombres frente al 37,5 por ciento de mujeres, mientras que en las defunciones neonatales las tasas se sitúan en un 46,2 por cientos de casos varones frente al 53,8 por ciento.
En su gran mayoría, más del 97%, de estas muertes se produjeron en el hospital y la talla y peso era el adecuado para la edad gestacional. El 30,1% de los casos de muerte del feto se produjo antes de las 28 semanas y el 27,9% se produjo entre las 37 y 42 semanas. El 60,3% de las muertes fetales se produjeron por parto inducido: el 69,1% de los casos fue vaginal y el 14,7% por cesárea urgente. Mientras, en el caso de las defunciones neonatales el 60% murieron tras un parto espontáneo.
Por edades de la madre, en la mayoría de los casos tenía entre 30 y 34 años, seguida del tramo entre 35 y 39 años y el de 25 a 29 años. El 8% tenía más de 40 años y menos del 2% tenía 20 años. En el 80,8% de los casos no hubo reproducción asistida y sobre el 67% de las madres era española.