Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañizares dice que pese al fallo del Supremo se sigue violando el derecho de elección de los padres

El cardenal primado Antonio Cañizares considera que a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo, los decretos sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía, "violan el derecho de los padres a elegir la educación moral y religiosa que quieran para sus hijos".
Así lo manifestó el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos durante su intervención en el II Foro de la Cadena Cope de Castilla-La Mancha.
Para el también administrador apostólico de la diócesis de Toledo, el fallo del Supremo "es una sentencia de casación de sentencias y, por tanto, queda reducida nada más que a ese espacio", dijo Cañizares, quien entiende que hay cuestiones que "no son ley".
"Queda vigente -añadió- el problema que los padres plantean", pues, "los reales decretos de Educación para la Ciudadanía violan el derecho que los padres tienen a elegir la educación religiosa y moral que quieran para sus hijos, así es sencillamente", dijo a pesar de que "hay amigos míos del Partido Socialista".
Añadió que "lo que tenemos que hacer es que se cumpla la LOE", que dice que "se eduque en los derechos fundamentales y en la Constitución en lo necesario para que los ciudadanos españoles nos respetemos y vivamos en una convivencia verdadera".
A juicio de Cañizares, con Educación para la Ciudadanía "se traspasa con toda la buena intención lo que dice la Constitución en el articulo 27" en lo referente al derecho y el deber de los padres por educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones, insistió.
"No se está en contra de nadie, ni del gobierno, sino, a favor de que el Gobierno y los ciudadanos nos ayudemos a que se cumplan los derechos fundamentales en la máxima extensión".