Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cantabria no ha decidido sobre el copago hospitalario aunque su "voluntad" es "seguir atendiéndolo" con el presupuesto

Diego dice que Revilla cada vez "pesca" menos votos de PP y PSOE
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha afirmado este lunes que su Gobierno aún no ha decidido si asumir el copago hospitalario aunque ha avanzado que su "voluntad" es "seguir atendiéndolo" con el presupuesto general de la comunidad de 2014 ya aprobado.
En una entrevista en Radio Nacional de España, recogida por Europa Press, el presidente ha reiterado que esta opción pasa por un análisis previo que garantice que la región puede atenderlo desde el PGC aprobado para este año.
Respecto a la exigencia del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ayer en Santander, de retirar el copago hospitalario por ser una medida "injusta y cruel", Diego ha instado a los socialistas a no dar "lecciones" de este tipo porque "la historia no les avala y en Cantabria menos".
En este sentido, ha recordado que Cantabria es la cuarta comunidad con mayor gasto en sanidad (incluidas dos con derechos forales) y en su gestión sanitaria "escucha a los ciudadanos", que tienen la salud como uno de sus pilares.
Ha insistido en que antes de decidir sobre el copago hospitalario deberá hacerse un análisis sobre sus "consecuencias". De hecho, ya se está estudiando desde el punto de vista financiero con el objeto de "atenderlo".
Una posición que ha comparado con la del anterior gobierno regional PSOE-PRC que dejó 93.000 facturas sanitarias "en el cajón" por importe de 261 millones solo del Servicio Cántabro de Salud.
Precisamente en relación al expresidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, Diego ha confesado que no le preocupa "demasiado" que el regionalista se presente a las próximas elecciones autonómicas porque los cántabros "le conocen muy bien", a diferencia de los ciudadanos del resto del país, y saben que ha dejado un déficit de 1.500 millones, 326 de ellos de "facturas sin reconocer"; una Cantabria "absolutamente arruinada".
En su opinión, Revilla ha demostrado no tener interés en ejercer las competencias del Estatuto de Autonomía salvo la de la representación. "Y cuando una comunidad carece de quien ejerce de presidente, empieza a tener problemas", ha advertido.
A la pregunta de "dónde pesca los votos" el regionalista, si del PP o del PSOE, el presidente ha respondido que "cada vez menos de ninguno de los dos".
"Después de 40 años ejerciendo la política, con responsabilidades en los últimos 16 años, ocho de ellos como presidente, cuanta más responsabilidad tiene, más se deja conocer y más se le rechaza. Es un señor que nunca ha ganado unas elecciones", ha apuntado.
En otro orden, respecto al altercado en el palco del Racing el pasado jueves, y preguntado si se ha identificado o detenido a los implicados, el presidente ha asegurado que está "muy identificado" el "responsable máximo" de que el Racing esté como está y es Revilla, que fue quien compró el equipo y lo vendió, según dijo, a un "hombre rico y sabio" que no lo pagó y dejó la situación de tal forma que "solo los tribunales pueden resolverla", ha dicho Diego, que ha destacado la labor de los futbolistas del equipo.
Por otra parte, preguntado por la posición de Cantabria respecto a la financiación autonómica, ha indicado que la comunidad defenderá los mismos criterios que en revisiones anteriores de este planteamiento político que es "muy sensible". En la región todos los partidos tienen "clara" la necesidad de que los criterios de dispersión y envejecimiento recuperen peso para conseguir que comunidad sea la primera en financiación per cápita, lo que se perdió con el actual modelo de 2009.
Una postura común de PP, PSOE y PRC que según el presidente no es habitual en Cantabria, pues los partidos de la oposición "niegan su apoyo a cualquier cosa que se les plantea", así como los sindicatos UGT y CC.OO, que "en ocasiones ponen los intereses de otros por encima de los de los ciudadanos", ha denunciado.
ACTUALIDAD EN ESPAÑA
Por otra parte, Diego cree que PNV y Sortu irán de la mano en lo que queda de legislatura tras la manifestación del pasado sábado Bilbao. En su opinión, el Partido Nacionalista Vasco "ejercerá el populismo" e "irá allá donde le marquen las encuestas electorales", cuestión que el presidente cántabro lamenta "mucho".
En relación al referéndum en Cataluña, su postura es la misma que la de Mariano Rajoy, "clarísimo" en este tema. Diego ha señalado que la soberanía para un cambio constitucional la tiene el pueblo español, "que ha hablado ya", con lo que no se aceptará nada que no esté en la Constitución ni sea "absolutamente legal". Por eso no habrá "autorización alguna para hacer ningún tipo de consulta popular", ha asegurado.
Respecto a los incidentes en el barrio burgalés de Gamonal, para el jefe del Ejecutivo cántabro no tienen otra explicación que estén "manipulados y dirigidos" con el objetivo de alterar el orden público. El presidente no entiende que una inversión para mejorar un barrio, realizada por un alcalde "absolutamente sensato", produzca un altercado. No obstante, ha recordado que estos incidentes están protagonizados "por unos pocos" y no por la "gran mayoría" de los burgaleses.