Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cardenal Amigo ve anecdótico el caso del cura que envió mensajes a una menor

El cardenal Carlos Amigo. EFE/Archivotelecinco.es
El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo, ha calificado de "anécdota" el caso del párroco del municipio de Zaratán (Valladolid), O.F.L., que mandó mensajes subidos de tono a una menor de 14 años a través de la red social Tuenti.
"Son anécdotas en las que hay que ver la situación del individuo y circunstancia", ha asegurado Amigo antes participar en el curso "El pluralismo de la Iglesia católica", que organiza la Universidad Complutense en El Escorial.
El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha apartado de forma provisional de su ministerio sacerdotal al presbítero y párroco de Zaratán y ha pedido perdón a la familia de la menor en una misiva remitida el 11 de julio.
El sacerdote implicado conoció a la adolescente a través de internet y mantuvo con ella varias conversaciones de las que su padre tuvo conocimiento el 23 de junio y que han motivado la interposición de una denuncia, el pasado sábado, ante la Comandancia de la Guardia Civil en Valladolid.
"Quería decirte que eres un bellezón de chica, estás tremenda... no creo que te moleste pero es la verdad. Con chicas como tu en este mundo merece la pena vivir. Jejeje besos preciosidad", son algunas de las palabras textuales que el cura dedicó a la menor.
Carlos Amigo ha insistido en que no se puede elevar una "anécdota" a la categoría de "problema social" y ha añadido que este tipo de actitudes "son casos excepcionales que tienen un tratamiento excepcional".
Respecto a la campaña de los obispos contra la Ley del Aborto, Amigo ha insistido en que "la persona es intocable en su dignidad desde el comienzo de su existencia hasta el final de la vida".
"Si usted destruye un nido de una especie protegida le ponen una multa e, incluso, pueden llevarle a la cárcel si es reincidente", ha dicho el cardenal de Sevilla, en referencia a la Ley del Aborto.
Para Amigo, el primer valor de la sociedad debe ser la propia persona porque, de no ser así, "todos los demás valores están dañados en origen" y ha subrayado que esta posición no es sólo de la Iglesia.