Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas pide a la UE medidas urgentes para acabar con el hambre en el mundo antes de 2025

El secretario general de Cáritas Europa, Jorge Nuño, ha reclamado a la Unión Europea la adopción urgente de medidas que ayuden a acabar con el hambre en el mundo antes de 2025, durante la presentación del informe 'The EU's Roles to End Hunger by 2025' en el Parlamento Europeo (PE), que tuvo lugar el pasado jueves en Bruselas.
Este informe, elaborado por el Grupo de Incidencia de Cáritas Europa --entre cuyos miembros figura la coordinadora del Equipo de África de Cáritas Española, Amparo Alonso--, recoge una serie de recomendaciones a la UE para que esta se convierta "en líder y referente" de otros organismos gubernamentales e instituciones internacionales en la lucha contra el hambre en el mundo.
Según recuerda Cáritas, más de 800 millones de personas pasan hambre en el planeta y tres millones de niños mueren por desnutrición infantil cada año. Sin embargo, asegura que los alimentos producidos son suficientes para alimentar a todos y que existe la esperanza de acabar con el hambre si se cambian las políticas comerciales y agrarias.
Entre las propuestas que han transmitido a la UE, Cáritas pide que se incluya la alimentación como un derecho básico en el próximo tratado de la UE; que el 10 por ciento de su ayuda al desarrollo se dedique a la agricultura ecológica y que no se utilicen fondos de la UE para actividades que degraden el medio ambiente.
También sugieren que se implanten políticas contra la especulación de los alimentos en los mercados europeos de materias primas y que los Estados miembros aumenten su apoyo a los países donde existe desnutrición.
El coordinador regional de Cáritas África, Jacques Dinan, puso el ejemplo de Burundi, donde el 60 por ciento de la población sufre malnutrición crónica a pesar de contar con suficientes recursos naturales, porque en su mayor parte se destinan a exportación.
Los europarlamentarios que asistieron a la presentación del informe recalcaron que este documento "llega en un buen momento" y que la posición del Parlamento Europeo en materia de seguridad alimentaria coincide con el mensaje de la campaña de Cáritas Internationalis 'Una sola familia humana. Alimentos para todos', que pone marco a este informe.
No obstante, el europarlamentario Davor Ivo Stier apuntó que "para que se logre al objetivo de alimentos para todos, "la justicia y la buena gobernanza en el mundo también tienen que ser para todos".
En este aspecto coincidió con el comisario de Desarrollo Roberto Ridalfi, quien señaló que un paso previo es "hacer de la agricultura familiar un trabajo digno y rentable" y aseguró que las políticas europeas futuras quieren ir en esta línea. Además, apostó por apoyar las leyes sobre tenencia de tierras y por impulsar el reconocimiento del derecho a la alimentación en todos los países.