Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas pide a la Unión Europea que refuerce su apoyo al proceso de paz en Colombia

El grupo de trabajo de Cáritas sobre Colombia, en el que participa España, ha pedido a la Unión Europea que refuerce su apoyo al proceso de paz en el país y, ante el compromiso asumido de impulsar un Fondo de apoyo al proceso de paz, le recomienda garantizar a las organizaciones de la sociedad civil el acceso a estos fondos y que la ciudadanía europea tenga la posibilidad de incidir y controlar el destino y la gestión transparente de los recursos.
"La paz es una tarea de todos, que requiere el compromiso de la comunidad internacional, la voluntad política del Estado y de quienes estuvieron en la guerra y el decidido aporte de la sociedad civil", ha subrayado el director de Cáritas Colombia, monseñor Héctor Fabio Henao.
El Grupo de Trabajo, creado hace más de 20 años e integrado por representantes de las Cáritas de Colombia, Estados Unidos, Alemania, España, Escocia, Luxemburgo, Francia, e Inglaterra y Gales, se reunió del 8 al 10 de junio en la sede de Cáritas Europa, en Bruselas.
Este grupo hace seguimiento permanente de la situación colombiana, especialmente de las negociaciones para poner fin al conflicto armado y apoyar los esfuerzos en la construcción de la paz.
Concretamente, la actuación del Grupo de Trabajo se orienta hacia la consecución de tres objetivos: una paz permanente y duradera construida sobre medidas institucionales que promuevan la no repetición de los fenómenos sociales, políticos, económicos y culturales que dieron origen a las violencias armadas y no armadas; la prevención de otras violencias, como los conflictos socioambientales y la reconfiguración de grupos armados ilegales como paramilitares y bandas criminales; y la reparación integral a las víctimas de la violencia.
El grupo ha destacado la importancia del papel que han asumido la Iglesia católica y la sociedad civil en la reconciliación nacional, cuya participación consideran "fundamental en la verificación y auditoría de los acuerdos de paz". Para ello, Cáritas defiende la inclusión activa de las comunidades locales, especialmente en las zonas rurales para garantizar la sostenibilidad de la paz en el largo plazo.
El encuentro concluyó con una entrevista con responsables de la Dirección General de Cooperación internacional y Desarrollo de la Comisión Europea (DEVCO), de cara a agilizar la puesta en vigor del ya citado Fondo de la Unión Europea destinado a apoyar la implementación del futuro acuerdo de paz.