Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina de Mónaco pasa un verano distinto sin ninguno de sus hijos a su lado

No está siendo precisamente un verano en familia, como suele ser habitual en los Casiraghi Grimaldi, el de este año, ya que Carolina permanece en Córcega sola, sin ninguno de sus cuatro hijos junto a ella.
La mayor de los Grimaldi apura sus últimos días en las playas de la isla francesa de Cavallo, al sur de Córcega, según la revista ¡Hola!, y se ha dejado ver estos últimos días mientras realizaba, solitaria, la compra.
Ataviada con unos pantalones caqui y una camisa blanca, la princesa de Mónaco, tocada con un veraniego sombrero de ala ancha y unas oscuras gafas de sol, Carolina aparece con un estilo desenfadado por las calles corsas.
Mientras tanto, su hija mayor, Carlota, permanece en Estados Unidos junto a Gad Elmaleh, el hombre que desde principios de año roba el corazón a la primogénita de los Casiraghi.
Carlota y su madre apenas se han dejado ver juntas en público desde que se iniciara el romance entre la princesa y el actor francés y de origen marroquí, divorciado y quince años mayor que su compañera monegasca.
De hecho, ningún miembro de los Casiraghi Grimaldi, ni Carolina ni ninguno de sus cuatro hijos, ha asistido al Baile de la Cruz Roja en Mónaco, fiesta de la que siempre han sido habituales.
La pareja que forman Carlota y Gad Elmaleh pasa el verano en Los Ángeles, donde se les ha visto salir de un supermercado tras hacer la compra.
El resto de los retoños de Carolina, Andrea, Pierre y Alejandra, tampoco han pasado la temporada estival a bordo del "Pachá III", como venían haciendo desde siempre, rodeando a su madre.
Pierre y su novia, Beatrice Borromeo, acudieron a la celebración de la despedida de soltero de un amigo en la isla italiana del Lacio, Ponza, mientras que el mayor de los Casiraghi, Andrea, se mantiene alejado de las cámaras tras anunciar en julio su compromiso con la dominicana Tatiana Santo Domingo, mientras continúan los rumores de un posible embarazo.