Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña ha detectado 28 casos sospechosos desde el inicio del brote

Salud llama a la calma porqué recibe "todo tipo de llamadas" de ciudadanos asustados
Las autoridades sanitarias de Cataluña han detectado 28 casos sospechosos de ébola desde que se inició el brote a principios de año, aunque solo en dos de ellos se activó una investigación protocolaria, cuyos resultados fueron finalmente negativos.
Lo ha explicado este jueves en la Comisión de Salud del Parlament de Cataluña el secretario de Salud Pública, Antoni Mateu, que ha concretado que en los dos casos más dudosos se trasladó a los pacientes al Hospital Clínic de Barcelona, uno de los dos que hay en el Estado para hacer frente a este tipo de situaciones.
Ha dicho que estos casos "han dotado de mucha experiencia" al Clínic, y ha destacado que Cataluña cuenta con un sistema de actuación pionero que se basa en trasladar al epidemiólogo de guardia al lugar en el que esté el paciente, una actuación que ha animado a aplicar al resto de comunidades autónomas.
Ha llamado a la calma porque las autoridades sanitarias están recibiendo "todo tipo de llamadas" de ciudadanos asustados, y ha recordado que el virus no se contagia con facilidad y se requiere contacto con una persona infectada.
Por su parte, el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha dicho que la administración catalana "reforzará" sus actuaciones contra el virus, y ha concretado que formalizará la creación de una comisión de expertos y estrechará sus lazos con el Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona.
EL CLÍNIC ESTÁ PREPARADO
El responsable de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, ha destacado que el centro barcelonés "está absolutamente preparado" ante la posible llegada de algún enfermo.
También ha concretado que los profesionales del centro han contado con el asesoramiento de Médicos sin Fronteras sobre el manejo de los trajes de protección, teniendo en cuenta que son los mayores expertos en este tipo de actuaciones.
Ha apelado a los países occidentales a "centrar sus esfuerzos en controlar el ébola en África y enviar allí más medios", teniendo en cuenta que es allí donde el brote sigue activo y donde habitan los murciélagos que hacen de reservorio natural del virus y siguen propagándolo a los humanos.