Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cazadores se oponen a crear el Parque Nacional Sierra de las Nieves, un "durísimo golpe" a la caza social en Málaga

La Federación Andaluza de Caza (FAC) ha mostrado su rechazo a la creación del Parque Nacional Sierra de las Nieves por cuanto esta figura asestaría un "durísimo golpe" a la caza social en Málaga. Esta postura ha sido sostenida por el vicepresidente de la FAC, Jorge Gabernet, en el transcurso de una sesión extraordinaria de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de las Nieves al objeto de instar a la Junta de Andalucía para que promueva la creación del Parque Nacional Sierra de las Nieves.
En dicha sesión, según ha explicado la FAC en una nota, estuvo presente el delegado territorial de Medio Ambiente en Málaga, Javier Carnero; la directora general de Espacios Naturales, Esperanza Perea; y la consejera andaluza de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, quien clausuró el acto.
La FAC estuvo representada por su vicepresidente, quien se puso a la creación del nuevo Parque Nacional, pues dicha figura excluiría la caza en el mismo, "actividad que se ha venido practicando en la zona desde tiempo inmemorial, dándose la paradoja de que lo que comenzó siendo una reserva de caza para preservar la cabra montés acabe siendo un lugar en el que se prohíba la caza".
Asimismo, entiende que las actuales figuras de protección son "suficientes" para mantener los valores naturales de la zona y los aprovechamientos tradicionales del monte, "que se verían seriamente limitados en el nuevo parque y en su zona de protección periférica". La mayoría de los alcaldes de las poblaciones de la comarca apoyaron la creación del nuevo parque, si bien el alcalde de Yunquera manifestó que la decisión de apoyar la creación del Parque Nacional "no debería tomarse por parte de los alcaldes, sino de los propios ciudadanos", y anunció la celebración de un referéndum en su municipio sobre este asunto.
El nuevo Parque Nacional ocuparía una extensión de 18.000 hectáreas, de las cuales 15.000 hectáreas corresponden a la actual reserva de caza, y 1.500 son fincas de propiedad privada, algunas de las cuales tienen la caza como principal aprovechamiento. La Zona de Protección Periférica del Parque coincidiría con la actual Reserva de la Biosfera, en la que existen 12 sociedades de cazadores, aunque en este espacio --al menos en principio-- se mantendría el aprovechamiento cinegético.
En los próximos días se van a mantener reuniones con las sociedades de cazadores afectadas para transmitir la información recibida en la reunión, de modo que tengan conocimiento de los perjuicios que se derivarían de la creación del nuevo Parque Nacional, no solo en lo que se refiere a la caza sino para los demás aprovechamientos tradicionales del monte.