Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU pide al Gobierno que la renta y la distancia del colegio se tengan en cuenta en las ayudas al comedor y transporte

El portavoz de Educación de CiU en el Congreso, Marti Barberà, defenderá este martes en la Comisión de Educación una proposición no de ley que insta al Gobierno a tener en cuenta la renta familiar y la distancia del centro escolar a la hora de realizar la distribución de las becas comedor y de transporte.
Además, el nacionalista catalán propone crear un grupo de trabajo, formado por miembros del Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, para plantear alternativas a los problemas y desigualdades actuales en la concesión de este tipo de ayudas.
Según explica, la Ley que regula estas ayudas establece un carácter "básico y homogéneo" a las mismas, y fija como condición para su percepción que el alumno resida en un municipio distinto al de su centro escolar.
"ES INJUSTO"
A juicio de Barberà, la legislación actual no tiene en cuenta el nivel económico de la familia perceptora de estas ayudas, ni tampoco la distancia real al centro escolar. "Un estudiante que reside en un municipio muy extenso quedaría excluido de ayudas si su centro escolar se ubica en el mismo, pese a que pueda estar muy alejado. Esto es injusto", considera el parlamentario catalán.
Por ello, considera "necesario" adaptar estas ayudas a las necesidades reales del alumno, a la distancia geográfica real, y a las necesidades económicas de la familia; y no tanto a pertenecer o no a un municipio distinto al del centro escolar.
CiU ya presentó una proposición de Ley con la que pretendía modificar la Ley Orgánica de Educación (que regula estas condiciones) para acabar con el carácter básico de esta norma y permitir a las comunidades autónomas fijar los criterios a seguir en la concesión de estas ayudas de forma más acorde a sus necesidades reales.
Sin embargo, se topó con la oposición del PP, además de la del PSOE, Izquierda Plural y ERC por intereses electorales, recuerda CiU. Ahora Barberà propone crear un grupo de trabajo que estudie la eliminación del carácter básico de la Ley de Educación; y que valore asimismo la gratuidad de transporte y comedor, en el caso de que la escolarización tenga lugar en un núcleo de población diferente al residencia.
El parlamentario de CiU espera que el PP, PSC, ICV y ERC acojan esta vez la propuesta de diálogo de CiU y se avengan a apoyar la creación de este grupo de trabajo.