Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de trabajadores se desmayan en una fábrica de H&M en Camboya

H&M tiene tiendas en países de todo el mundo, entre ellos España. Foto: EFEtelecinco.es
Casi 300 trabajadores camboyanos se sintieron enfermos esta semana en una fábrica textil que produce prendas para la marca de moda sueca Hennes & Mauritz AB (H&M). Un total de 284 trabajadores se desmayaron el martes y jueves en M&V International Manufacturing, proveedor de H&M, en la provincia de Kompong Chhnang, a 91 km de la capital Phnom Penh, dijo la policía. Algunos informaron que detectaron un mal olor antes de desmayarse.
Los trabajadores sintieron un mal olor que salía de las camisetas", dijo Norn Leakhena, de 26 años, trabajador en la fábrica.
El subdirector de la policía provincial Ly Virak culpó de los desmayos a la "débil" salud de los trabajadores y explicó que la fábrica suspendió su actividad hasta la semana próxima para dar descanso a sus 4.000 trabajadores. Por lo visto, 86 trabajadores enfermaron el martes, y otros 198 se desvanecieron el jueves."Cuando un trabajador se desmayó, otros también se sintieron mal".
H&M ha indicado que estaba investigando los desmayos y afirma que el Gobierno, autoridades locales y la Organización Internacional del Trabajo de la ONU "no habían hallado causas plausibles hasta la fecha".
"La causa básica de los desmayos en masa es difícil de establecer" dijo Håcan Andersson, portavoz de H&M, en un comunicado remitido por correo electrónico.
En julio, H&M dijo que estaba consultando con agencias estatales, trabajadores e inspectores independientes de fábricas para determinar qué sucedió en otra fábrica en Phnom Penh cuando otros 300 trabajadores enfermaron.
Algunas grandes marcas occidentales han iniciado investigaciones por desmayos en sus fábricas textiles - 1.000 este año según algunas ONG - por trabajar durante muchas horas por un salario escaso para alimentar a cientos de miles de pobres familias rurales.