Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes defiende a Monago porque "está actuando en coherencia con lo que piensa"

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido este jueves al presidente de Extremadura, José Antonio Monago, respecto a la postura que ha tomado con la reforma de la ley del aborto porque, en su opinión, "tiene las ideas muy claras", "siempre las ha dicho" y "está actuando en coherencia con lo que piensa".
En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Cifuentes ha explicado que lo que "no entiende es que algunos se lleven las manos a la cabeza porque dentro de un partido político se produzca debate", y más con un tema como el aborto, que es "muy complejo y muy delicado", y que "afecta no solamente a cuestiones políticas y jurídicas", sino también "morales". A su juicio, es "perfectamente lícito" que haya personas que tengan opiniones.
Cifuentes ha dicho que "cree que esto no pasa solamente en el Partido Popular", sino en todos los partidos, porque realmente el aborto "es un tema muy complicado", ha insistido. En su opinión, cree que "nadie, ni los que están en una posición ni los que están en otra, es partidario del aborto", y además cree que éste "es una situación indeseada para todo el mundo", y la ha descrito como "desagradable, horrible, espantosa, traumáticamente y físicamente".
Sin embargo ha apuntado a que se trata de un problema que "todos los países occidentales de nuestro entorno están tratando de resolver".
La delegada ha subrayado que en su opinión "la sociedad estaba más o menos de acuerdo con la ley socialista del 85", pero que el expresidente de Gobierno José Luis Zapatero "cometió el error" de "remover el avispero" en el año 2010.
Cifuentes ha recordado que está "a favor de la ley de plazos", aunque "no de la ley de Zapatero", que "incluía cosas como que las menores de 16 años pudiesen abortar" o la dispensación "sin ningún tipo de control médico" de algo "tan peligroso para las propias jóvenes que lo toman sin control como es la píldora del día siguiente".
LIBERTAD DE CONCIENCIA PARA DECIDIR
Respecto a la posibilidad que se baraja de dejar libertad de conciencia a los diputados populares para decidir en el Parlamento sobre la nueva ley, Cifuentes ha dicho que ella "es una militante disciplinada, como cree que hay que serlo en política", y que si uno está en un partido político "es para aceptar las cosas importantes, en las que hay acuerdo".
Sin embargo, ha reconocido que "eso no quita que pueda haber determinados asuntos como éste, que afecta a las convicciones morales y personales de cada uno", y ha insistido en que "le parece que todas las convicciones son respetables aunque no se compartan".
La delegada ha mencionado que le parece "positivo que en un tema tan delicado como éste se trate de llegar a un acuerdo lo más amplio posible, porque eso va a significar que se está representando a la sociedad".
Preguntada por los periodistas sobre si cree que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha precipitado con la reforma de la ley del aborto, ha dicho que "no sabe si el ministro se ha precipitado o no", pero ha insistido en que "es un compromiso y una obligación y que había que hacerlo", ya que, en su opinión, "los programas electorales hay que cumplirlos, porque no hacerlo de alguna manera es estar engañando a los ciudadanos".