Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cincuenta grandes empresas piden al Gobierno una hoja de ruta de lucha contra el cambio climático

Cincuenta grandes empresas han planteado al Gobierno sus demandas para la Ley de Cambio Climático y Transición Energética entre las que reclaman un sistema de transparencia y comprobación de la evolución del cumplimiento de objetivos, un sistema de gobernanza climática, incentivos y fomento de criterios climáticos en la compra pública responsable, así como establecer objetivos ambiciosos de 2030 y 2050 y una hoja de ruta clara.
Las propuestas han sido planteadas por el Clúster de Cambio Climático organizado por Forética en su segunda reunión anual en la que han analizado las tendencias y claves de la colaboración público-privada en el impulso de la sostenibilidad urbana. Foretica es el único representante en España del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD).
En el encuentro ha participado la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, que ha expuesto las principales conclusiones y próximos pasos tras las sesiones de consulta, llevadas a cabo por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en torno a la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética.
El director general de Forética, Germán Granda, ha entregado a Ulargui un documento que recoge un conjunto de propuestas a la futura Ley, que se suman a las ya aportadas durante las jornadas de consulta.
En concreto, las cincuenta empresas apuestan por establecer objetivos ambiciosos en 2030 y 2050, una hoja de ruta clara y un seguimiento y revisión programado cada cinco años, un sistema de transparencia y reporting de la evolución del cumplimiento de objetivos, un sistema de gobernanza climática, establecimiento de incentivos o el fomento de los criterios climáticos entre los criterios de compra pública responsable.
"El Clúster de Cambio Climático, referente empresarial en materia de cambio climático, como parte de su objetivo de colaboración con las Administraciones Públicas, busca, a través de este documento, ofrecer su apoyo y demostrar el compromiso empresarial activo en la lucha contra el cambio climático", ha concluido Granda.
En materia de gobernanza climática, el clúster apuesta por una atribución clara de competencias en el sistema de gobernanza nacional, autonómico y local; la existencia de un organismo independiente consultivo, de control y seguimiento compuesta por personas de reconocido prestigio en materia climática y sus aspectos socioeconómicos (académicos, sector privado, expertos en políticas públicas,entre otros).
Asimismo, reclama la implicación del Banco de España en la elaboración y publicación de informes periódicos sobre el estado de la economía, así como sus vulnerabilidades, riesgos y fortalezas frente al cambio climático.
Entre las propuestas de incentivos económicos, fiscales y financieros para apoyar al sector privado en el avance hacia una economía baja en carbono, asegurando el alineamiento con los objetivos de París.
El clúster ha citado entre las herramientas disponibles, la posibilidad de considerar el precio de carbono como herramienta que las empresas pueden utilizar para gestionar los riesgos y oportunidades asociados a su huella de carbono y así, internalizar los costes derivados de las emisiones de GEI.