Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere en una operación de aumento de nalgas en Tailandia

Cirugía estética mortalDaily Mail

El hermano de una mujer británica que murió en Tailandia durante una operación de cirugía estética ha revelado que la familia "aún no sabe qué salió mal" allí. Joy Williams, de 23 años, a quien describen como una chica "cariñosa y divertida” a la que “todo el mundo quería", murió el 23 de octubre en Bangkok en una operación de aumento de nalgas.

El hermano de Joy, Anietie, que vive en Nigeria, ha explicado que su hermanado estaba deseando visitarle en Lagos estas Navidades. “No sabemos realmente qué fue mal; sólo sabemos lo que se ha dicho en los medios”, indica. “Era una chica preciosa, querida por todo el mundo. La echaremos mucho de menos”, ha señalado.
La familia todavía está haciendo los preparativos para llevar el cuerpo a su casa y su hermano tiene la intención de volar a Tailandia y regresar a Londres con él, informa Daily Mail.
Joy,  que nació en Nigeria, se instaló en Reino Unido con su madre en 2007 y había estado en Tailandia dos veces antes. Se cree que Joy Williams tenía problemas de autoestima y que había sido acosada en el colegio antes de decidir someterse a una operación de nariz para mejorar su aspecto.
Viajó a Tailandia, a la clínica SP, que encontró por Internet, en octubre para someterse a la operación con la que esperaba conseguir un trasero más grande.
Unos días después sus heridas se infectaron y ella volvió para que le aplicaran una cirugía correctiva y quitarle los implantes de silicona. Pero murió en la mesa de operaciones. Fue encontrada con una incisión de tres centímetros en la rabadilla después de que el personal médico fuera incapaz de resucitarla.
Las autoridades tailandesas que investigan su muerte creen que su operación  se retrasó para asegurarse de que Joy no había comido nada y eso hizo que la operación empezara más tarde de la hora legal de cierre de la clínica, las 19:00 h.
El médico que llevó a cabo la operación, Sompob Sansiri, de 51 años, se encuentra detenido y acusado de negligencia después de que se descubriera que había llevado a cabo la operación en horario nocturno sin licencia. Se le imputa negligencia con resultado de muerte y podría hacer frente a diez años de cárcel si le declaran culpable. La clínica ha sido cerrada durante 60 días mientras las investigaciones continúan.
Tailandia es líder mundial en turismo de cirugía estética con muchas empresas que ofrecen operaciones con descuentos de hasta un 60 por ciento.