Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de Ciutat Vella, preocupados por la presencia de un grupo de menores delincuentes

Al menudeo constante, la prostitución y la mala imagen del distrito se suma ahora la presencia de este grupo que se ha instalado y atemoriza a comerciantes y vecinos. Estos menores además se drogan en la calle.
Los problemas del barcelonés barrio de Ciutat Vella parecen no tener fin . A los habituales trapicheos en la calle con droga, o la difícil convivencia con la prostitución callejera y la inseguridad, se suma ahora la presencia de un grupo de menores delincuentes que se han instalado en la zona. No cometen grandes robos. Se instalan en los alrededores de la calle Hospital e inhalan cola industrial con la que permanecen narcotizados. En su ansia por conseguir esta sustancia suelen entrar a cometer pequeños robos en comercios o a los vecinos de la zona.
La policía conoce el problema, pero estos menores delincuentes, juegan con los agentes al gato y al ratón. Cuando patrullan las calles ellos se esconden, pero cuando se marchan vuelven a aparecer.
Justo en la misma zona, también se vive el problema del menudeo de drogas. Un grupo de subsaharianos merodean por las esquinas en busca de clientes. No tienen un lugar de venta fijo, lo que dificulta el trabajo de las fuerzas de seguridad.
Los vecinos piden que se acabe con este tipo de problemas que suceden en el centro de Barcelona, a plena luz del día y ante la mirada de los miles de ciudadanos y turistas que cada día transitan por este céntrico barrio.