Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Combinar vacunación con el diagnóstico del VPH, más eficaz que la citología para reducir el riesgo de cáncer de cérvix

Combinar la vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) con el uso del test que permite su diagnóstico es más eficaz que la realización periódica de citologías para reducir el riesgo de cáncer de cuello de útero o cérvix.
Así se desprende de los resultados de un estudio español recientemente publicado en la revista 'European Journal of Cancer Prevention', que analizó las diferentes alternativas para la prevención primaria y secundaria de estos tumores, que en el 70 por ciento de los casos está causado por los dos tipos más frecuentes de este virus, el 16 y el 18.
En concreto, el estudio revela que sin ninguna intervención primaria o secundaria se producirían en España unos 4.197 casos al año, frente a los 2.511 casos que se producen actualmente, con 848 muertes.
Al analizar las diferentes estrategias vieron que una citología cada dos años servía para reducir un 40 por ciento los casos de cáncer de cérvix, y el test del VPH también cada 2 años permitiría un 10-15 por ciento adicional.
Sin embargo, la combinación de vacunación en adolescentes unida al test del VPH en edad adulta reduciría los casos de estos tumores entre un 62 y un 86 por ciento.
Actualmente la cobertura de la vacunación del VPH en el calendario vacunal en las niñas de 12-14 años es aproximadamente del 70 por ciento. Asimismo, la vacunación frente al VPH entre los grupos de riesgo no es homogénea en todo el territorio español, y varía sustancialmente en función de las regiones y del tipo de programa de vacunación.
Mientras que en Canarias, Castilla y León, País Vasco, La Rioja y Ceuta la cobertura de vacunación frente al VPH durante el pasado año 2014 superó el 90 por ciento, en el caso de Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía se encontró por debajo del 75 por ciento.