Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Islámica "no tolerará" que el Cementerio Musulmán de Melilla se convierta "en CETI 2" para acoger sirios

La Comisión Islámica de Melilla (CIM), que lleva la gestión del Cementerio Musulmán, ha advertido a la Delegación del Gobierno que no va a permitir que dicho recinto religioso se convierta "en un CETI 2" y da un plazo máximo de diez días a la institución que dirige Abdelmalik El Barkani para que inicie el traslado de los sirios que hay en Melilla, tal y como se comprometió el día 2 de enero de este año 2014, motivo por el cual estos refugiados levantaron su campamento de la Plaza de España.
Su portavoz, Samir Mohamed Tieb, ha recordado que desde ese día tienen acogidos a unos 170 refugiados sirios, que no quieren volver al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) dependiente del Imserso, y reclaman al delegado del Gobierno que cumpla su compromiso.
El representante de la CIM ha asegurado que si en el plazo máximo de 10 días estas personas no son trasladadas a la Península, tal y como había prometido el Gobierno de la Nación, volverán a la Plaza de España "porque no vamos a tolerar que el Cementerio Musulmán se convierta en un CETI 2". Samir Mohamed dijo que en ese caso no sólo los sirios irían a acampar a ese céntrico lugar, sino también los miembros de la Comisión Islámica.
El portavoz de la federación religiosa dijo que su organización decidió acoger a los refugiados de la guerra de Siria "para favorecer la convivencia en Melilla" ya que ocupaban con su protesta la Plaza de España y tras negociar con estas personas optaron por darles acogida en el Cementerio Musulmán, tanto a los mujeres y niños como a los varones, pero ha asegurado que este centro religioso, donde han ocupado el salón de la Mezquita y los terrenos de su interior, instalando tiendas de campaña, no pueden hacer la función de un centro de acogida de inmigrantes.
Samir Mohamed ha señalado que una vez pasadas las fiestas de Navidad, es hora de que ya se cumpla con la palabra dada con los sirios y se les permita su traslado a la Península en su condición de refugiados de guerra, con el fin de que puedan solicitar el asilo.
"No quiero perder la esperanza y deseo que el Gobierno cumpla con lo prometido y no dé marcha atrás porque en ese caso estaríamos ante un hecho grave que tendría sus lógicas consecuencias" ha advertido el portavoz de la federación religiosa.