Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rector de la Complutense advierte de que la reducción de docentes puede hacer peligrar determinados departamentos

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha denunciado este miércoles la "asfixia" que sufre la universidad pública por las medidas de ajuste del Gobierno central y ha comentado que su centro dispone de 300 profesores "estables" menos que hace tres años, lo que genera dificultades a algunos departamentos, situación que de seguir así podría llevar a plantearse su cierre en el futuro.
"Tenemos en torno a 300 profesores menos que hace tres años, lo cual implica que hay titulaciones o hay departamentos que, si siguen así, podríamos plantearnos el cierre. Podría darse el caso", ha apuntado Carrillo para detallar que, sin querer ser "alarmista", ha reconocido que se notan "dificultades para cubrir de forma razonable" la docencia en algunas áreas, recurriendo para paliar la situación a personal de "departamentos afines".
El rector de la Complutense ha aludido por tanto a la necesidad de aumentar la plantilla y ha sugerido a la Comunidad de Madrid que "proteste" ante el Ministerio de Hacienda por la tasa de resposición del 10 por ciento para que se permita la convocatoria de oferta de empleo público, de cara a tener la "plantilla necesaria" que garantice la adecuada docencia.
Así lo ha manifestado tras la lectura de un manifiesto suscrito por los rectores de las universidades españolas donde exigen al Gobierno central el fin de las medidas de austeridad aplicadas por Real Decreto en 2012 sobre el ámbito educativo, la recuperación del "sentido" de la equidad en las becas y de unos precios públicos de matriculación "accesibles y razonables".
El documento pide en concreto la revocación del Real Decreto de Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público en el Ámbito Educativo, en el que se recogían una serie de recortes que "eran excepcionales y se justificaron por la coyuntura económica del momento".
"Ante las afirmaciones de una perspectiva de mejoría económica en España, pedimos la supresión de las que vayan más allá de un ahorro racional y una gestión eficiente y austera, en el marco de los criterios presupuestarios que se fijen", recoge el manifiesto leído por el rector de la UCM.
Aparte, ha comentado que se debe suprimir estas medidas de ajuste dado que, en el caso de la Complutense, un total de 90 doctores que terminan este curso su contrato, en caso de no tomarse medida, se "irán a la calle". Ello implicaría, según ha dicho, que se "tirará por la ventana" 30 millones de gasto público que ha supuesto su formación durante ocho años.
Carrillo ha cargado también contra la subida de tasas, que ha motivado, en el caso de la Complutense, la reducción del 20 por ciento del alumnado en estudios de Máster y postgrado, unido a la bajada de casi 700.000 créditos matriculados menos en dos ejercicios (incluido el actual).
Sobre este último punto, Carrillo ha explicado que ello lleva a una media de una asignatura menos por estudiante matriculada, dado que se opta por no cursar para no arriesgarse a pagar más en segunda matrícula.
VOLVER A LA FINANCIACIÓN DE HACE TRES AÑOS
En el caso de la situación de las universidades en la región, Carrillo ha criticado la reducción de las transferencias por parte de la Comunidad, que para la Complutense supone una pérdida de financiación acumulada desde 2012 de 61,2 millones de euros. Como ejemplo, ha apuntado que el presupuesto de esta universidad ha pasado de 597 millones a 510 este año, un "recorte importantísimo".
A nivel genérico, el rector de la Complutense ha aludido a un recorte entre 150 y 200 millones de euros y ha tildado de "operación política y no económica" este ajuste. En consecuencia, ha reclamado al Gobierno regional que recupere los niveles de financiación de hace tres años y rebaje los precios públicos de las titulaciones.
El rector también ha defendido que la UCM ha reducido su deuda de 157 millones en 2011 a poco más de 30 millones, unido a los 57 millones del pago al plan de proveedores. Además, el rector ha apuntado que la Universidad ha logrado ganar cuatro sentencias a la Comunidad de Madrid valoradas en cien millones de euros.
En este sentido, Carrillo y la vicerectora de Estudiantes, Encina González, han criticado la nueva regulación de las becas al entender que perjudica a los alumnos con menos ingresos y ha generado quejas en el centro por retrasos en el abono de complementos a las cuantías fijas.
Finalmente, ha llamado a la necesidad de acometer nuevas políticas que garanticen a las universidades públicas "financiación suficiente", puesto que para mejorar en formación "hace falta dinero".