Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un párroco condenado a un año de cárcel por abusar sexualmente de una feligresa

En Tomiño, Pontevedra, su antiguo párroco ha sido condenado a un años de cárcel y 4.000 euros de indemnización por abusar sexualmente de una feligresa durante el verano de 2014. La víctima no denunció el caso, siendo su médico de cabecera quien lo puso en conocimiento de las autoridades al conocerlo. 

Un párroco de la Iglesia de San Martín y San Campio de Figueiró, en Tomiño (Pontevedra), J.L.P.T., ha sido condenado a un año de cárcel y a una indemnización de 4.000 euros por un delito de abusos sexuales a una feligresa. Contra la sentencia cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra.
El Juzgado de lo penal número 1 de Pontevedra considera probado que el día 15 de agosto de 2014, entre las 12,00 y las 13,00 horas, en el interior de la sacristía de la iglesia de San Martín y San Campio de Figueiró, el acusado abusó de la feligresa metiéndole las manos por debajo de la camiseta y tocándole los pechos
En el juicio, el acusado negó los hechos. Sin embargo, la sentencia hace figurar que el acusado sostuvo en la vista una versión distinta sobre ese día a la que mantuvo un año y tres meses antes en su declaración en fase de instrucción, cuando dijo que no recordaba que nadie se hubiera dirigido a él.
El fallo judicial sostiene que el testimonio de la víctima mantiene la "credibilidad" ya que "no se apreció en él el menor intento de cálculo o preconcepto sobre qué podría ser más favorable o perjudicial a las tesis que sostenía". Además, ella no denunció lo ocurrido, sino que fue su médico de cabecera quien lo puso en conocimiento del juzgado "como era su obligación".
"Aunque lo hizo 20 días después de los hechos, explicó satisfactoriamente que en un principio no lo contó, salvo a su marido, porque quería llevarlo sola, pero finalmente se lo contó a la médico para que le diera algo para dormir y estar tranquila, afirmando igualmente que también lo hizo para que no volviera a pasar".