Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a cinco años de prisión al patrón de un cayuco llegado a Gran Canaria en septiembre

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 5 años de prisión al patrón de un cayuco que arribó a Gran Canaria el pasado septiembre con veintidós inmigrantes africanos a bordo, seis de ellos menores, por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
El ahora condenado, un mauritano de 40 años llamado Mohamed Sech y también conocido por el nombre de Mouhamed Ould Cheikh, "en el acto de la vista del juicio oral se confesó culpable de los hechos que se le imputan y se conformó con la pena interesada por el Ministerio Fiscal", según se señala en una sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial hecha pública hoy.
En su relato de hechos probados se recuerda que "sobre las 19.25 horas del día 19 de septiembre de 2008 fue interceptado un cayuco a 4,5 millas de Arguineguín, a bordo del cual viajaban veintidós inmigrantes, seis de ellos menores de edad, que habían sido embarcados tres días antes en las costas de Nuadibú (Mauritania) para su introducción en nuestro país al margen de la Ley".
Inmigrantes que se habían hecho a la mar bajo la organización del acusado "a cambio de diferentes cantidades de dinero", se especifica.
Se señala, además, que, "durante los tres días de travesía en alta mar, los veintidós inmigrantes estuvieron desprovistos de chalecos salvavidas o de cualquier otro medio que evitara, o al menos disminuyera, el riesgo que para sus vidas o su integridad pudiera derivarse de un posible hundimiento de la embarcación".
Por todo lo expuesto, en el fallo se condena al acusado, "como responsable de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de cinco años de prisión, a la accesoria de suspensión del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al pago de las costas procesales".