Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición en el Congreso no apoya al PP en su petición al Gobierno de revisar la Ley de Patrimonio Natural

Los grupos de la oposición en el Congreso han avanzado que no apoyarán la proposición no de ley del PP para pedir al Gobierno una revisión de la Ley de Patrimonio Natural ya que, según han argumentado, el Gobierno tiene entre manos ya un anteproyecto que contempla esta reforma legislativa, al mismo tiempo que consideran que no urge su modificación sino su pleno cumplimiento.
Eso sí, la iniciativa saldrá adelante puesto que los 'populares' cuentan con mayoría absoluta en el arco parlamentario. Además, durante el debate, el portavoz del PP, Manuel Luis Torres, ha afirmado que no va a aceptar la enmienda del PSOE presentada para 'mejorar' esta iniciativa.
Así, Joseba Agirretxea, del PNV, ha calificado esta proposición no de ley de "trampa" porque según ha asegurado el Gobierno ya ha redactado el anteproyecto de reforma de la vigente normativa, que pretende entre otros puntos invadir competencias, un punto que también rechaza el portavoz de Medio Ambiente de CiU en el Congreso, Martí Barberá.
Además, el nacionalista catalán ha indicado que esta reforma es "innecesaria" porque Cataluña ya está reformando su propia legislación en la materia.
Por parte de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Álvaro Sanz, ha anunciado su voto en contra a esta proposición no de ley ante los antecedentes del PP en reformas legislativas en materia de medio ambiente que, en su opinión, tiran "al garete" la conservación. Coincide también en que no hay que modificar la vigente normativa sino ponerla en marcha.
"De nuevo entendemos que se equivocan y que acabaremos pagándolo los ciudadanos", ha lamentado Joan Baldoví, de Compromís-Equo, quien ha insistido en la necesidad de garantizar el buen estado de los espacios protegidos. "Lo que urge no son cambios legislativos sino cumplir el mandato europeo", ha recalcado, recordando que el 30% del territorio español pertenece a la Red Natura 2000.
Desde UPyD Toni Cantó ha adelantado que su grupo parlamentario va a abstenerse en la votación de esta propuesta, a la vez que ha dudado de que sea una necesidad del Gobierno reformar esta ley. "Nos preocupa que esos indicadores que quieren cambiar terminen siendo una cocina para justificar actividades. Tememos al PP en cuanto a medio ambiente se refiere", ha sentenciado.
SE RECHAZA ENMIENDA DEL PSOE
Por su parte, la secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad del PSOE, Pilar Lucio, ha comenzado su intervención admitiendo que le da "miedo" esta iniciativa ya que los 'populares' siempre se han dedicado a disminuir la protección a la biodiversidad. Ha recordado el amplio respaldo político alcanzado en la vigente ley de 2007, al mismo tiempo que ha criticado que el PP en su argumentación para modificar la ley de patrimonio natural y biodiversidad no atiende a causas concretas.
En concreto, el PP ha rechazado la enmienda del PSOE presentada al texto, en la que planteaba entre otros puntos mantener informado al Parlamento sobre la evolución de la situación de la naturaleza en España mediante informes periódicos que permitan proponer nuevas medidas y actuaciones, al mismo tiempo que pedía una segura ejecución de la ley.
"Estas son las urgencias respecto a la ley. No cambiar la ley. Un cambio de ley no puede servir de excusa para dilapidar consensos adquiridos en la protección medioambiental. Dejen tranquilas las leyes que son consensuadas y funcionan correctamente", ha solicitado al PP.
REVISAR LA LEY
El encargado de defender la iniciativa 'popular' ha sido el diputado Manuel Torres. En ella, se reclama al Ejecutivo una mejora de los sistemas de indicadores para el seguimiento de la biodiversidad, asegurando que los indicadores "más importantes" sean comunes y utilizados por todas las administraciones, con responsabilidad en el seguimiento del estado de conservación de la biodiversidad.
Asimismo, quiere una revisión de los instrumentos de gestión de la Red Natura 2000, que han de permitir al ciudadano, "de manera sencilla y clara", conocer las posibles limitaciones impuestas a estos territorios, así como fomentar todas aquellas actividades socioeconómicas compatibles con el espacio que permitan potenciar el empleo y el nivel de vida de las poblaciones incluidas en la citada Red.
"NO SE HAN CUMPLIDO LOS OBJETIVOS"
Los 'populares' recuerdan en la iniciativa que la mencionada normativa pretendían alcanzar los objetivos de conservación mediante la definición de unos procesos de planificación, protección, conservación y restauración, dirigidos a conseguir un desarrollo sostenible y compatible con el mantenimiento e incremento del patrimonio natural y de la biodiversidad española.
"Diferentes aspectos han condicionado que la ley no haya sido capaz de alcanzar todos sus objetivos y se haga ahora necesaria una revisión. Por ejemplo, el Plan Estratégico Nacional del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad se aprobó en septiembre de 2011 con dos años de demora sobre lo establecido en la Ley", añade.
Por otra parte, señala que "no ha habido una coordinación suficiente" entre administraciones en el desarrollo de los 'Sistemas de Indicadores', que se incluyen en el Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (IEPNB) establecido en la Ley, y cuyo principal objetivo es ofrecer de una información "objetiva, fiable y comparable" a nivel estatal del patrimonio natural y de la biodiversidad.
Otro aspecto que a juicio del PP debería revisarse es la planificación de los recursos naturales, basada en los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y en las directrices para la Ordenación de los Recursos Naturales, ya creados en la Ley de 1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres.
"Estos planes deben ser el instrumento específico de las comunidades autónomas para la delimitación, tipificación, integración en red y determinación de su relación con el resto del territorio, de los sistemas que integran el patrimonio y los recursos naturales de un determinado ámbito espacial", justifica el PP en su iniciativa.
Asimismo, sostiene que en buena parte, los planes mencionados se han entendido como meros trámites administrativos para la declaración de los espacios naturales protegidos, y, sin embargo, ahora que estas declaraciones (salvo en el medio marino) se encuentran prácticamente completas en España es necesario redefinir la función de estos instrumentos de planificación y darles un carácter "más horizontal", para permitir que sean utilizados en la planificación de territorios "más amplios", que vayan más allá de los propios espacios protegidos.