Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso hace un llamamiento a la comunidad internacional para la erradicación del matrimonio forzado en niñas

El Congreso de los Diputados ha realizado un llamamiento a la comunidad internacional para que la erradicación del matrimonio forzado en niñas sea una prioridad en la agenda posterior a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), con motivo de la celebración este sábado 11 de octubre del Día Internacional de la Niña.
Para ello, el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, ha procedido a la lectura de una declaración institucional suscrita por todos los grupos parlamentarios, tras el compromiso adquirido el año pasado con la campaña 'Por Ser Niña', de Plan Internacional, para erradicar el matrimonio infantil forzado.
Según la declaración, la erradicación de este tipo de matrimonios quedará reflejado próximamente en una resolución de Naciones Unidas, y valorando positivamente la reforma del Código Penal hecha por el Gobierno de España que recoge como delito el matrimonio forzado.
"Este Parlamento reitera su llamamiento a la comunidad internacional para incluir como una prioridad en la agenda internacional Post Objetivos del Milenio la erradicación de las causas que provocan que las niñas sean más vulnerables, entre ellas el matrimonio temprano, la mutilación genital femenina, el embarazo preadolescente o cualquier otra manifestación de violencia contra ellas, como la explotación o el tráfico infantil", explica.
Asimismo, el Parlamento solicita que se garantice el acceso, después de la educación primaria, a, al menos, tres años más de educación gratuita y de calidad que favorezca la empleabilidad futura de los niños y especialmente de las niñas en países en desarrollo.
"Porque un año más de educación supone entre un 10 y un 20 % más de ingresos que las niñas reinvierten al 90% en su familia. Invertir en las niñas es inteligente", sentencia.