Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Convivencia Cívica Catalana ve un "paso adelante" los autos del TSJC

Convivencia Cívica Catalana ha considerado un "paso adelante a favor del bilingüismo" los autos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), quien este viernes ha fijado en un 25% el porcentaje de castellano que debe impartirse en las aulas donde haya alumnos cuyos padres hayan solicitado el uso del castellano como lengua vehicular.
Los promotores del proceso judicial que ha desembocado en estos autos consideran, no obstante, que todavía existen aspectos "no conformes a derecho", como es que el porcentaje fijado sea el 25% y no el 50%, como considera que ha reflejado en su jurisprudencia el Tribunal Supremo (TS).
Asimismo, cree que estas resoluciones hacen que de manera inmediata los que reclamen una enseñanza bilingüe reciban como mínimo el 25% en castellano, y abren la puerta a un procesamiento de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por un "delito de desobediencia".
La plataforma --que ha representado a las decenas de padres que han presentado demandas judiciales en los últimos años-- cree que el sistema de enseñanza que utiliza el catalán como lengua vehicular es un sistema "excluyente y contrario a la cohesión social".
También, considera que es un modelo discriminador, de fracaso y que genera desigualdad, ya que niega a los alumnos castellanohablantes el aprendizaje en su propia lengua.