Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cosidó ve clave recuperar los bienes obtenidos mediante corrupción y reivindica "un cambio de mentalidad policial"

El director general de la Policía sitúa a España como un país "cada vez más peligroso" para el crimen organizado
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha constatado que es preciso "un cierto cambio de mentalidad policial" en la lucha contra la delincuencia económica y la corrupción, convencido de que ya "no basta con identificar, detener y meter en la cárcel" a los delincuentes, sino que resulta clave recuperar los bienes ilícitos y "devolverlos" a la sociedad.
Cosidó ha inaugurado este jueves en Santiago las jornadas de la red internacional Carin, activa desde 2002 y centrada en la recuperación de activos de origen ilícito, en las que participan unos 160 expertos de más de 40 países y organizaciones.
En el acto y en un escenario marcado por diversas operaciones contra la corrupción, el director general de la Policía ha reconocido que ésta quizás sea "la dimensión más peligrosa y dañina para la democracia dentro de la delincuencia económica", al tiempo que ha incidido en la importancia de centrar esfuerzos en la recuperación de bienes ilícitos.
De hecho, ha manifestado su "convicción" de que la forma "más eficaz" para luchar contra el crimen organizado es privar a los delincuentes del beneficio económico que logran a partir de su actividad ilícita. En este reto ha considerado fundamentales la lucha contra el blanqueo de capitales, así como localizar y recuperar los activos.
En España, con una Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) cuyo trabajo ha ensalzado, ha destacado que combatir el blanqueo y recuperar los activos ilícitos son "dos prioridades básicas", pero también ha remarcado en el carácter "global" de la delincuencia, para añadir que para una lucha "eficaz" es imprescindible la "cooperación internacional".
CONTRA LOS PARAÍSOS FISCALES
Cosidó ha reconocido avances en la colaboración con otros países, sobre todo en los de la zona europea, pero ha llamado a profundizar en el uso de los mecanismos y normas de cooperación vigentes actualmente en Europa. "Hay que usar los instrumentos disponibles más y mejor", ha defendido.
Del mismo modo, ha considerado que queda un tramo "importante" por recorrer en lo que respecta a la cooperación con los países terceros, por lo que ha interpretado como especialmente positiva la presencia en las jornadas de expertos de fuera de la Unión Europea. Algunos de los presentes procedían, por ejemplo, de Singapur, Andorra o Isla de Man.
Dicho esto, ha incidido en que hay que acometer "un mayor esfuerzo" en la comunidad internacional para combatir los denominados paraísos fiscales.
ESPAÑA, PAÍS "LÍDER"
Tras su intervención, en declaraciones a los medios, Ignacio Cosidó ha destacado que el hecho de que España ostente la presidencia de esta red es "señal del prestigio y de la importancia que tiene en este ámbito", al tiempo que ha reivindicado el trabajo realizado por la UDEF en presencia de su comisario jefe, Manuel Vázquez.
"Por el número de informaciones que se intercambian, y por el número y dimensión de las operaciones, España se está convirtiendo en uno de los países líderes en la lucha contra la delincuencia económica que tanto daño hace a nuestras sociedades", ha defendido.
Tradicionalmente, ha explicado que se trata de un país al que se requerían "muchas informaciones" con respecto a organizaciones criminales de otros países en términos de blanqueo de capitales o adquisición de activos con dinero de origen ilícito". "Probablemente seamos el miembro de la red al que más información se le ha pedido", ha señalado.
Sin embargo, ha matizado que en el último año se ha percibido un incremento de requerimientos de España hacia otros países y ha remarcado que fue uno de los primeros países europeos en crear una oficina específica de localización de activos en la Policía Nacional, que resulta particularmente "exitosa" para la incautación de bienes.
PAÍS "MÁS PELIGROSO" PARA EL CRIMEN ORGANIZADO
Tras situar esta oficina de localización de activos "en la elite europea", el director general de la Policía ha reconocido que España ha sido tradicionalmente "un país más importador que exportador de criminalidad", es decir, contaba con más grupos extranjeros con presencia en el territorio nacional, extremo que ahora está "cambiando".
De hecho, ha señalado que esta variación va "en un doble sentido" y ha señalado que las operaciones realizadas con incautaciones millonarias hacen de España "un país cada vez más peligroso y más antipático para el crimen organizado", además de que la delincuencia "cada vez es más global" con grupos actuando en diversos países al tiempo.
Aún sin concretar el dato de activos incautados por parte de la oficina específica española, el jefe de la UDEF ha subrayado que en algunas operaciones se recuperaron bienes por "millones" de euros.
Igualmente, en su intervención en la inauguración, Manuel Vázquez ha defendido la cooperación internacional como "esencial" para una lucha contra el crimen organizado marcada por la "globalización", así como la investigación y recuperación de activos como forma de hace países "menos seguros y más inhóspitos" para los delincuentes.