Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crean una cátedra para desarrollar tecnologías que faciliten la accesibilidad en las ciudades

La Universidad de Málaga (UMA), Indra y la Fundación Adecco han firmado el acuerdo por el que se crea la Cátedra Indra-Fundación Adecco de Investigación en Tecnologías Accesibles, cuyo objetivo es potenciar tecnologías que faciliten la accesibilidad en las smart cities y cuyo primer proyecto será una solución de localización y guiado en ciudades para personas con movilidad reducida.
La rectora de la UMA, Adelaida de la Calle; el director de Innovación y Relaciones con la Universidad de la compañía de consultoría y tecnología Indra, José Luis Angoso; y el director general de la Fundación Adecco, cuyo objetivo principal es la inserción laboral de personas con dificultades, Francisco Mesoneros, han firmado este viernes dicho acuerdo de colaboración.
El objetivo de la nueva cátedra es conseguir ciudades más accesibles mediante la aplicación de las TICs y crear una plataforma abierta para accesibilidad universal en el entorno de las ciudades, que se denominará ALMA. El primer proyecto concreto será esa solución de localización y guiado para personas con movilidad reducida, que recibirán información a través de sus móviles.
Este primer proyecto prevé el desarrollo de una aplicación que facilitará a las personas con movilidad reducida a través de sus smartphones información en tiempo real sobre los mejores trayectos que pueden seguir entre un punto de origen y un destino, tanto porque atraviesen zonas adaptadas como porque eviten aglomeraciones o lugares con obras.
Además, el sistema podrá canalizar hacia las autoridades públicas competentes las peticiones de mejoras de infraestructuras que los usuarios consideren necesarias para garantizar su integración, como la sustitución de escaleras por rampas o la creación de caminos de paso más anchos, según han explicado. Se usará la realidad aumentada, así como la tecnología GPS y otras complementarias.
Además, procesará de forma inteligente información automática sobre las rutinas del usuario, lo que ayudará al propio sistema a discernir situaciones o hitos significativos e incorporar las conclusiones.
La rectora de la UMA ha destacado en la rueda de prensa la importancia de la cátedra, cuya responsable es la profesora de la Escuela de Telecomunicaciones Raquel Barco. El proyecto tiene una duración de un año y la dotación es de 34.000 euros, ha dicho, incidiendo en el interés que representa para la UMA y también para la sociedad, "dando una prestación social" a un segmento muy concreto.
"Es fundamental que el trabajo que se realiza en las aulas y en los laboratorios trascienda, y ésta es la mejor prueba de ello", ha añadido De la Calle, al tiempo que se ha felicitado por el hecho de que la nueva cátedra se dedique "a facilitar la vida de las personas". Ha manifestado que la iniciativa se enmarca en el ámbito de Andalucía Tech.
Por su parte, el director de Innovación de Indra ha destacado que la cátedra "permite a la empresa y a la UMA unir su amplia experiencia en el desarrollo de nuevas soluciones y servicios para dotar de inteligencia a las ciudades", prestando especial atención a las personas con discapacidad. "Es un nuevo ejemplo del compromiso de Indra con la innovación y la responsabilidad corporativa", ha dicho.
El director general de la Fundación Adecco ha explicado, por otro lado, que "la puesta en marcha de esta cátedra supondrá que las personas con discapacidad, concretamente con movilidad reducida, puedan desenvolverse de forma más autónoma e independiente en los espacios públicos. Este es un paso esencial para la plena normalización y la igualdad en el acceso al empleo", ha añadido.
Ésta es la 18 cátedra de Indra y la novena cátedra de investigación en Tecnologías Accesibles que la multinacional, como parte de su Responsabilidad Corporativa, pone en marcha junto a la Fundación Adecco en diferentes universidades españolas con el objetivo de desarrollar soluciones y servicios innovadores que faciliten el acceso a la tecnología y la integración social y laboral de las personas con discapacidad.
Indra y la Universidad de Málaga ya colaboran en la transferencia de conocimiento científico, el impulso a la actividad investigadora a través de proyectos de I+D, y la formación en prácticas e inserción laboral de estudiantes. El nuevo acuerdo forma parte también de la estrategia de la compañía de mantener una estrecha relación con las instituciones del conocimiento a través de su red de Software Labs para captar profesionales y acceder a nuevas tecnologías.