Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas reciben al Cristo de la Luz en la Plaza de Santa Cruz de Valladolid al son de 'Gaudeamus'

Miles de personas han recibido hoy, Jueves Santo, al Cristo de la Luz en la plaza Santa Cruz al son de 'Gaudeamos', himno interpretado por el Coro de la Facultad de Derecho, que ha cambiado su emplazamiento habitual para su actuación, el edificio histórico de la Universidad, al encontrarse en obras.
Así, a las 11.00 horas y tras el repique de la campana que anunciaba el comienzo de la procesión, a cargo de la Hermana Mayor, el coro, dirigido por Marcos Castán, ha comenzado su interpretación con una pieza de las 'Siete Palabras', de Theodore Dubois.
A continuación, la talla, labrada por Gregorio Fernández en 1630, ha salido del Palacio de Santa Cruz, no sin esfuerzo por parte de los cofrades, ya que hay que bajar el paso a pulso para poder salir del zaguán palaciego, y ha permanecido unos minutos entre el silencio de las personas que allí se concentraban.
Previamente, y antes de la salida del paso, ha desfilado la comitiva institucional, encabezada por el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva; el rector de la UVA, Marcos Sacristán; el delegado de la Junta de Castilla y León, Pablo Trillo, y la Hermana Mayor, además de una representación de alumnos.
Tras la entonación del canto de la 'Siete Palabras', un cofrade ha procedido a la lectura del evangelio de San Lucas en memoria de Antonio Alarcos, Luis Pastor, Félix Heras y Conchita Pérez, su madre, entre otros, como antesala a la interpretación del 'Gaudeamus'.
La imagen, portada a hombros por más de una veintena de cofrades ha comenzado el recorrido en torno a las 11.37 horas acompañada por la banda de música del Ayuntamiento de Arroyo de la Encominenda, que interpretaba 'La Macarena', de Abel Moreno. Antes de doblar en dirección Librerías, Manuel Fernández 'Lolo' ha tocado 'Alalala' de Berciers con su dulzaina desde el balcón de la 'Casa de Galicia'.
HERMANAMIENTO
El 'Santísimo Cristo de la Luz' ha cruzado, al ritmo de tambores y gaitas, la calle Librería, Plaza de la Universidad y Arzobispo Gandásegui para llegar a la Plaza de Portugalete, donde una representación de la cofradía de la Preciosísima Sangre ha entregado un ramo de flores.
Posteriormente, el paso ha procesionado hasta la Catedral de Valladolid, por Cascajeres. Allí, y con la Seo llena, se ha presentado el himno de la cofradía del Cristo de la Luz, con letra del periodista Ángel María de Pablos, uno de los impulsores en la recuperación de esta hermandad, tras la lectura del 'Vía Crucis', a cargo de Ángel Alberola, en honor del que fue arzobispo de Valladolid, José Delicado Baeza, fallecido el pasado 17 de marzo.
La procesión se ha reanudado por las calles Arribas, Cardenal Cos, Plaza de la Universidad, Librería y plaza de Santa Cruz, lugar de origen y punto final del recorrido de la imagen más venerada por los universitarios.
HISTORIA DE LA HERMANDAD
La Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz, que data de 1945, tiene sus orígenes en 1940, cuando el entonces rector de la Universidad, Cayetano Mergelina y Luna, se propuso la creación de una cofradía formada por los miembros docentes de dicha institución, escolares del Colegio Universitario Mayor Santa Cruz y todo el profesorado de los diversos niveles de enseñanza.
Un año después, en 1941 fueron aprobados los estatutos definitivos por José Zurita en los que se expresaba el deseo de acompañar al 'Santísimo Cristo de la Luz' ubicado en la capilla del Colegio de Santa Cruz y propiedad del Museo Nacional de Escultura.
A principios de los años 60 la Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz inició una lenta decadencia que llevó a que en 1965 se produjese la última salida procesional de su primera etapa. Ya en 1992 se llevó a cabo por parte de un grupo de jóvenes universitarios un intento de recuperar la antigua tradición para lo que se convocó a algunos de los anteriores miembros de la hermandad formándose una junta de gobierno provisional que derivó en la autorización de la reincorporación de esta cofradía en la Semana Santa vallisoletana.
Los nazarenos de esta Hermandad, formada esencialmente por miembros de la Comunidad Universitaria, visten túnica negra con capirote y fajín color magenta en los que se sitúa la Cruz de Jerusalén.