Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruzada contra la sal de Sanidad

En España se consume demasiada sal. La cantidad diaria recomendada son cinco gramos y los españoles consumen una media de ocho gramos. El abuso de la sal provoca un aumento de cardiopatías, hipertensión, obesidad y diabetes. Por ello, el Ministerio de Sanidad, Bernat Soria, ha presentado una campaña para reducir el consumo en especial en los colegios y evitar un problema que no deja de crecer en España, la obesidad infantil.
Repartir fruta gratis en los colegios y reducir el consumo de sal son las iniciativas anunciadas por el ministro de Sanidad, Bernat Soria, para controlar la "epidemia" de obesidad que no deja de crecer entre la población española. Soria ha presentado dos planes dirigidos a lograr este objetivo, en la que han participado numerosos expertos nacionales e internacionales, con el fin de promover hábitos saludables.
No consumir más de cinco gramos de sal al día sería la mejor manera de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares que en la mitad de los casos se deben a una presión arterial elevada. El titular de Sanidad ha apuntado que la prevalencia de la hipertensión arterial en la población española se sitúa en torno al 35 %, aunque es más elevada en edades avanzadas.
"En primer lugar queremos conocer el consumo medio de sal en España y sus principales fuentes", ha manifestado Soria. Sanidad determinará cuál puede ser la repercusión para la dieta de la modificación de los niveles de sal de esos productos y después se suscribirán acciones intersectoriales con los agentes involucrados en la cadena alimenticia.
En la línea de luchar contra el exceso de peso, que afecta a uno de cada cuatro niños en España, Sanidad llevará a cabo en el curso 2009-2010 el programa europeo "Fruta en la Escuela", por el que se repartirán gratis frutas y verduras en los colegios.
Contra la obesidad infantil
Este plan, en el que colaborarán los ministerios de Medio Ambiente y Educación, incluye medidas educativas que reforzarán la importancia de tomar estos alimentos junto con un programa de seguimiento y evaluación que permita, concluida la intervención, analizar su eficacia y proponer su continuidad.
Soria ha hecho hincapié en el riesgo que supone para la salud de los ciudadanos, así como para la viabilidad del Sistema Nacional de Salud, no actuar ante la creciente obesidad. Esta patología aumenta de manera sustancial el riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades crónicas prevalentes en nuestra sociedad, ha concluido. CGS