Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's exige al Gobierno crear un registro de malformaciones fetales por la talidomida para indemnizar a los afectados

El Grupo Parlamentario Ciudadanos (GPC's) ha exigido al Gobierno a través de varias iniciativas que cree un registro abierto de forma permanente de malformaciones fetales y embriopatías provocadas por la talidomida para que se regule el procedimiento de indemnizaciones a los afectados.
Y es que, tal y como ha comentado el portavoz del GPC's en la Comisión de Sanidad del Congreso y autor de las iniciativas parlamentarias, Paco Igea, es necesario facilitar, en lo posible, los tratamientos rehabilitadores y ortoprotésicos, así como eliminar el copago en los servicios médicos que necesiten los afectados por estas lesiones.
"Hay que proceder a indemnizar a los pacientes de acuerdo a una tabla de valoración de minusvalía, así como a pagar pensiones compensatorias de por vida a los afectados por este fármaco con efectos secundarios adversos sobre los fetos", ha detallado.
Asimismo, Igea ha pedido, a través de una Proposición No de Ley (PNL), la creación de una nueva unidad nacional de diagnóstico de talidomida que tenga en cuenta los criterios recogidos en el encuentro de expertos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) patrocinó en 2014.
Además, la iniciativa exige abrir un periodo de negociación con la compañía Grünenthal, la responsable de sintetizar el principio activo de la talidomida, para que contribuya económicamente a la reparación del daño causado.
Precisamente, este jueves los representantes de la Asociación Española de Afectados de la Talidomida (Avite) han presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la sentencia del Tribunal Supremo, en la que se rechazaron sus reivindicaciones, y han solicitado a la clase política crear leyes que, "de verdad", legislen las ayudas económicas que deben recibir los afectados, y no tantas mociones.