Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un informe encargado por CyL advertía en 2008 de deficiencias en la depuración en el Lago de Sanabria (Zamora)

La Junta de Castilla y León conoce al menos desde 2008 que los sistemas de depuración de vertidos en el lago de Sanabria (Zamora) son deficientes por un "mal funcionamiento" que se debe a "defectos en el diseño y ejecución" y sufren "falta de mantenimiento", según un informe de la propia Administración autonómica.
El documento 'Lago de Sanabria. Estudio de la problemática del saneamiento y depuración de los núcleos situados en su entorno. Propuesta de soluciones', al que ha tenido acceso Europa Press, concluye que es preciso afrontar obras de 1,5 millones de euros para frenar la fuga de vertidos fecales alrededor del lago que, según alertan estudios científicos privados, son la causa de una severa degradación del estado de sus aguas pese a ser un paraje natural de especial protección que cuenta con unos 700.000 visitantes al año.
El gobierno regional encargó en junio de 2006 a Euroestudios trabajos de consultoría y asistencia técnica que, dos años después, en 2008, entregó un citado informe.
En ese exhaustivo análisis, Euroestudios concluye que el proyecto de saneamiento se diseñó con "defectos", se construyó mal y que su mantenimiento no es el adecuado.
Asimismo, expone de forma pormenorizada de desperfectos que provocan su "mal funcionamiento" como colectores con fisuras y juntas abiertas, tuberías con fugas o roturas y que sufren falta de alineación, una insuficiente o nula inclinación de las pendientes (que provoca "importantes sedimentaciones y atascamiento"), depuradoras "paradas" o que no actúan "correctamente" y colectores "sumergidos" o que causan "olores y crecimiento excesivo de algas".
Para este diagnóstico, se introdujeron cámaras de televisión por el interior de las conducciones de las depuradoras, tomando imágenes del deficiente estado de las tuberías y constatando atascos y pérdidas considerables de residuos fecales.
Además, el documento llama la atención sobre la utilización generalizada de agua limpia para diluir los vertidos, hasta el punto de generar un caudal en el núcleo urbano de Vigo (Galende) como si tuviera 4.100 habitantes, cuando ronda los 150.
PROPUESTAS DE SOLUCIÓN
El trabajo plantea algunas soluciones para paliar estas deficiencias y apunta que en la actualidad no existe extracción de fangos en ninguna de las depuradoras. Concretamente, para evitar la flotación de los fangos en otoño estima conveniente su extracción para que puedan llevarse y ser tratados en la EDAR del camping.
Concretamente, el informe señala que la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de la zona tiene "una serie de problemas comunes a todas las instalaciones" como por ejemplo que no disponen de un sistema de gestión adecuado o que el agua de entrada está muy diluida a causa de los problemas en los colectores y en la red de saneamiento urbana. Esto dificultaría el correcto tratamiento biológico, ya que no dispone de suficiente alimento para los microorganismos responsables de la degradación de la materia orgánica.
En relación con las zonas de camping y playas, el informe reconoce que la población es "claramente estacional" con especial afluencia en julio y agosto y apunta que si no preparan correctamente las instalaciones en los meses previos al verano, las depuradoras "no pueden generar la biomasa necesaria para degradar los vertidos que entraran en los meses estivales".
El diagnóstico añade que como la red es única, a la EDAR llegan las aguas pluviales y que muchas de las instalaciones no disponen de un by-pass o distribuidor de entrada, lo que hace que éstas tengan que tratar caudales muy superiores a los de diseño y que, "en muchos casos son fundamentalmente pluviales".
Por ello, recomienda que las EDAR de Camping y Playas tengan un uso estacional ya que la de camping funciona todo el año y la de playas gran parte del año, lo que significa que están tratando agua, prácticamente limpia con los gastos de explotación que esto implica. Sin embargo, expone que las rejas de entrada de las EDAR son manuales y tienen problemas de atascos "por no realizar un mantenimiento muy riguroso".
Entre las medidas a poner en marcha en las EDAR propone instalar caudalímetros y tomar medidas de oxígeno e instrumentación en la planta que mejorarían el control de las instalaciones, con lo que se podría optimizar los costes de explotación.
Ante esta situación, la Estación Biológica Internacional denuncia que el descontrol de los vertidos ha provocado una situación "grave" de contaminación, pérdida de biodiversidad por colonización masiva de un alga y unas aguas cada vez más turbias.