Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Darpón pide a Mato que "reconsidere el copago en farmacia hospitalaria", que Euskadi "no aplicará"

Si no se retira, presentarán recurso de alzada pidiendo la suspensión de la resolución y, si éste no se acepta, acudirán al Contencioso
El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, mantuvo este pasado martes contacto telefónico con la ministra Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para solicitarle que reconsidere la aplicación del copago de farmacia hospitalaria ambulatoria, medida que Euskadi "no aplicará" a partir del 1 de octubre, fecha fijada por el Gobierno central para su puesta en marcha.
Darpón, acompañado del director de Farmacia del Departamento de Salud, Iñaki Betolaza, ha comparecido este miércoles en Bilbao para dar a conocer la posición de su Departamento, en relación a la aplicación de la Resolución de 10 de septiembre de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, por la que se procede a modificar las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud, mediante la asignación de aportación del usuario.
El titular vasco de Salud ha asegurado que Euskadi "no va a aplicar el copago de farmacia hospitalaria en Osakidetza el próximo martes, 1 de octubre" y, como ya adelantó este martes el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, presentarán un recurso de alzada solicitando la suspensión de la resolución del Ministerio de Sanidad publicada el pasado 19 de septiembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Darpón ha reiterado la oposición del Gobierno vasco al copago general y también a su aplicación específica en la farmacia hospitalaria, por considerar que es "una media injusta y no justificable en la actual coyuntura social y económica", además de suponer "una invasión competencial respecto a las competencias estatutarias de gestión de la Sanidad en Euskadi".
Asimismo, ha rechazado el copago en farmacia hospitalaria por considerar que "penaliza indiscriminadamente a las personas con enfermedades crónicas graves, afecta a la equidad de nuestro sistema, desconcierta a profesionales y pacientes, es una medida incongruente clínicamente al penalizar unos fármacos sí y a otros no y a unas patologías respecto a otras y, para nada, contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario, si es que éste era el objetivo".
Tras recordar que el Gobierno de Iñigo Urkullu "adquirió un compromiso firme con las personas, con los vascos y con un servicio sanitario público de calidad y con su sostenibilidad", Darpón ha afirmado que la resolución del Ministerio "en nada contribuye a mejorar".
CONVERSACIÓN TELEFÓNICA
Darpón ha informado de que este pasado martes mantuvo "una conversación telefónica" con la ministra de Sanidad, Ana Mato, para "confirmarle" la postura del Gobierno vasco y solicitarle que reconsiderara la medida, y que se debatiera en el consejo interterritorial de Sanidad, en el que están presentes todas las comunidades autónomas. Asimismo, ha explicado que adelantó a Ana Mato que, en caso de no retirar esta resolución, el Gobierno vasco "la recurriría".
Darpón, quien ha asegurado que "la primera línea de trabajo" es que este asunto se aborde en el Consejo Interterritorial de Sanidad, en el que participan todas la comunidades autónomas, ha señalado que, en caso de que esta medida no se retire, se procederá a presentar un recurso de alzada ante la Secretaría de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, solicitando la suspensión.
Según ha explicado, el recurso de alzada "sería el paso previo para, en caso de que no fuera estimado", acudir a la jurisdicción Contenciosa para pedir la suspensión de aplicación de esta medida. Los departamentos de Salud y Justicia trabajan conjuntamente desde el pasado jueves "en las fórmulas jurídicas oportunas para intentar evitar su implantación en Euskadi", ha insistido.
Por otro lado, ha recordado que esta resolución "se ampara en el Real Decreto 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de prestaciones, y el Real Decreto 28/2012, de 30 de noviembre, de medidas de consolidación y garantía del Sistema de Seguridad Social, ambos recurridos pro el Gobierno vasco ante el Tribunal Constitucional, "por falta de competencia", y pendientes de sentencia.
MEDIDA "INAPROPIADA"
Darpón ha afirmado que el copago en farmacia hospitalaria es una medida "inapropiada, que arremete frontalmente contra los principios de equidad y solidaridad recogidas en nuestra Ley de Ordenación Sanitaria de Euskadi" y genera "rechazo social, profesional, sindical, político, y no contribuye a la mejora del sistema sanitario público, ni a su sostenibilidad, que es un logro social en Euskadi y en el conjunto del Estado".
El consejero de Salud se ha mostrado convencido de que la propuesta del Ministerio de Sanidad "va a afectar de forma desigual y arbitraria a las personas con enfermedades crónicas" y, además, "cuestiona socialmente la labor de las autoridades sanitarias, generando un desconcierto, cuando todos tenemos un fin último de preservar el sistema sanitario, al que todos políticamente defendemos".
Se trata de una medida, a su entender, que no está "suficientemente trabajada, ha carecido de reflexión oportuna y de debate en el seno del consejo interterritorial, no tiene forma de decreto, sino que lleva la firma de una dirección general del Ministerio", y, "prueba de ello, es el número de comunidades autónomas, gobernadas por partidos de prácticamente todo el espectro político, que se han manifestado en contra de su aplicación".
A su juicio, "en las circunstancias actuales permitir que la gestión de la farmacia hospitalaria continúe siendo responsabilidad de cada una de las comunidades autónomas no romperá el Sistema Nacional de Salud".
Por otro lado, ha afirmado que "no es de recibo que los consejeros nos enteremos de las intenciones del Ministerio de Sanidad a través del BOE, más si cabe cuando el pasado 14 de septiembre hubo una reunión del consejo interterritorial en Barcelona, donde no se mencionó nada de la publicación en el BOE de esta resolución, y ya había sido remitida". "Como mínimo, se debiera haber informado previamente a las comunidades autónomas", ha considerado.
Darpón ha indicado que, en términos económicos, esta medida, que introduce la aportación en 43 medicamentos suministrados fundamentalmente en los hospitales de Cruces, Basurto, Galdakao, Araba y Donostia, "tampoco es justificable". Según ha dicho, el número de personas afectadas en Euskadi serían unos 4.000 ciudadanos con procesos oncológicos, hepatitis crónicas, artritis reumatoides, psoriasis y asma grave, entre otros.
En ese sentido, ha dicho que "una prueba de la falta de equidad de la medida" es que "solo el 20 por ciento de los pacientes ambulatorios que se tratan y acuden a la farmacia de los hospitales se verían afectados".
GASTO EN 2012
Por su parte, el director de Farmacia, Iñaki Betolaza, ha explicado que en 2012 se consumieron 52.516 envases de los medicamentos que se recogen en la resolución y que el gasto hospitalario del gasto de farmacia en Osakidetza es los últimos 12 meses asciende a 223 millones.
De esta forma, ha precisado, los 43 fármacos a los que se refiere la resolución del Ministerio "suponen 34,5 millones de euros, un 15,5 por ciento del total, y, de esta cantidad, por efecto del coste de cada envase y del tope de dispensación hospitalaria, se recaudarían alrededor de 220.000 euros, lo que supone el 0,63 por ciento de su coste".
Tras considerar que al resto de comunidades autónomas esta medida les será "de imposible aplicación para el 1 de octubre", Betolaza ha manifestado que esta medida "no tiene ningún sentido, y no entendemos qué interés puede tener el Ministerio de Sanidad en su aplicación, si no es el puramente ideológico".