Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declarada la situación 2 de emergencia ante el riesgo de inundaciones en Ciudad Rodrigo (Salamanca)

La Junta de Castilla y León ha declarado la situación 2 de emergencia del Plan de Protección Ante Riesgo por Inundaciones (Inuncyl) en la provincia de Salamanca, concretamente en Ciudad Rodrigo, debido a la situación de riesgo por la crecida de los ríos Águeda y Agadón.
Según han informado fuentes de la Administración, el delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, ha informado al Ayuntamiento de la localidad y se ha enviado a la zona una unidad de apoyo logístico en previsión de que la población tuviera que ser atendida.
Además, la declaración de nivel 2 de gravedad se ha comunicado por parte del director del Inuncyl a Agencia de Protección Civil, Subdelegación del Gobierno, Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Diputación Provincial y Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.
Esta alerta, que afectaba a las provincias de León y Zamora, se ha ampliado a última hora de la tarde a la provincia de Salamanca debido al aumento del vertido de los embalses de Águeda e Irueña, además de la situación de varias estaciones de aforo de la CHD y de la previsión de precipitaciones.
En las estaciones de la provincia de Salamanca han superado su nivel de alerta el río Águeda, en Ciudad Rodrigo y Salida de Águeda, y el río Agadón en la estación de Zamarra.
RECOMENDACIONES
Ante la posibilidad de que haya zonas afectadas por inundaciones, la Agencia de Protección Civil recomienda en estos casos seguir una serie de consejos para evitar incidentes.
En primer lugar, hay que notificar la situación al 112 "lo antes posible" y especificar la zona dónde se encuentra, las zonas que están afectadas, el nivel de agua, el número de personas afectadas y la posible evolución.
Es conveniente retirar del exterior de su casa los muebles y cualquier objeto que pueda ser arrastrado por las aguas, así como desconectar todos los aparatos eléctricos.
Es importante abandonar la vivienda y acudir al lugar preestablecido, tanto en el caso de que esté en peligro como si lo ordenan las autoridades competentes. También hay que evitar bajar a los subterráneos o permanecer en sitios bajos.
Si se está en un vehículo es conveniente que se circule con por rutas principales y autopistas y se aminore la velocidad, y evitar estacionar a la orilla de ríos, cauces de barrancos, torrentes y sus puentes. Además, es desaconsejable cruzar con un vehículo vados de cursos de agua.
En caso de que el agua empiece a subir de nivel en la carretera, si el vehículo se atasca, si al cruzar una corriente el agua está por encima del eje o si llega más arriba de la rodilla, hay que prepararse para abandonar el coche y dirigirse a las zonas más altas. Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y hay dificultades para abrir la puerta lo aconsejable es salir por las ventanillas.
En el caso de que la inundación sea en la calle o en la montaña, hay que localizar los puntos más altos y dirigirse hacia ellos, y tratar de alejarse de las bases de colinas para no verse atrapado por el agua que cae por las laderas, que a menudo arrastran barro y piedras.