Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delegado de Gobierno lamenta el presunto maltrato al menor de Almonte y prevé que la jueza empiece a llamar a testigos

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha lamentado este viernes el caso de una vecina de la localidad de Almonte (Huelva), que ha sido detenida, por supuestamente abandonar a su hijo, de siete años, en pésimas condiciones en su vivienda y ha apuntado que el caso ya ha pasado a manos de la instrucción del juez, que previsiblemente empezará a llamar a declarar a testigos.
Tras señalar que se ha tratado de una actuación de la Policía Local de Almonte, el delegado del Gobierno en Andalucía ha mostrado su deseo de que se aclare cuanto antes lo sucedido.
Cabe recordar que a la detenida este pasado jueves, tras pasar a disposición judicial, el juez le ha decretado 200 metros de alejamiento del menor por delitos de abandono y malos tratos hacia su hijo.
Los agentes se personaron en el lugar después de que, sobre las 15,00 horas, los vecinos llamasen informando de que había un niño gritando y pidiendo ayuda y llorando "desconsoladamente" en el balcón de una habitación que estaba cerrada con cadenas y candados, precisando que no era la primera vez que esto sucedía.
La habitación se encontraba en pésimas condiciones de salubridad y los agentes de la unidad especializada en menores le bañaron, le compraron ropa y le dieron de comer.
La madre del menor no estaba en la vivienda y los agentes esperaron hasta que regresó, momento en que fue detenida y trasladada al cuartel de la Guardia Civil. El niño, por su parte, fue trasladado a un centro de menores, donde ha pasado la noche.
Según ha informado la Policía Local almonteña en una nota de prensa, el menor se encontraba encerrado en una habitación hallándose la puerta sujeta con cadenas y candados. El menor fue trasladado al centro médico.