Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desaparece una joven de 23 años de Bilbao tras fugarse su novio de prisión

"Es una chica madura, trabaja y está estudiando derecho en la universidad. Por su personalidad, creemos que se ha ido en contra de su voluntad", nos asegura su prima Monika.

La última pista que tienen proviene de una extracción bancaria que realizó Zuriñe el sábado. "Sacó 150 euros, lo que tenía. Nosotros hemos ingresado más para tratar de localizarla", nos comenta Monika.

Mientras, la policía busca a su novio, Aaron Sánchez "un chico mulato, corpulento, de 24 años" que cumplía condena, en tercer grado, en la prisión de Basauri. "No sabemos nada más porque no nos facilitan nada, ni siquiera una fotografía suya"

Lo que sí que saben es que Aaron posee la doble nacionalidad (española y estadounidense) y temen que aproveche esta circunstancia para tratar de fugarse. Y que arrastre con él a Zuriñe.
"La tiene maltratada psicológicamente desde hace más de un año. La tiene consumida", nos confiesa la madre de Zuriñe.
Según sus familiares, creen que la pareja viaja en un Opel Corsa gris metalizado, propiedad del padre de Zuriñe. "Mi tío ya se ha apresurado a poner la denuncia del robo para que si la policía lo ve, nos avisen".

Pero, de momento, no tienen ninguna pista. Ni siquiera han podido ponerse en contacto con Zuriñe a través del teléfono móvil porque "los dos lo tienen apagado"

Por el momento, la familia solo puede esperar y que, con la ayuda de la policía y de los medios de comunicación, se localice a Zuriñe. Una chica alta (de unos 172 centímetros), con el pelo rubio y largo, de ojos azules y delgada. RSO