Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una red dedicada a la venta y distribución ilegal de gallos de pelea

Un operativo formado por 16 efectivos de la Guardia Civil de Sevilla que incluye componentes del Puesto Principal de Utrera, del Seprona de Dos Hermanas y el Equipo ROCA de Utrera, especializado en la prevención y lucha contra el robo en el campo, ha detenido a dos personas y desmantelado una red dedicada al transporte ilegal y venta de gallos de pelea.
Según informa en un comunicado, las investigaciones de la Guardia Civil les llevan a sospechar que en los robos de gallos de pelea de varias explotaciones agrícolas de Utrera podrían estar implicadas varias personas perfectamente organizadas. Se trataría de un grupo organizado dedicado a distribuir los gallos robados por diferentes puntos del territorio español y Francia.
Los gallos del tipo "combatiente español" tienen un precio en el comercio legal que ronda entre los 250 y 300 euros cada uno. Sin embargo, cuando un ejemplar es muy combativo o está en la lista de ganadores de combates su precio aumenta considerablemente en el mercado clandestino, según explica la Benemérita.
Así, con la información recabada, monta un dispositivo especial en el entorno del área metropolitana y la campiña para detectar tanto a las personas implicadas como a los vehículos que transportaban y distribuían los gallos y las primeras pesquisas se centran en determinar las rutas o itinerarios de transporte utilizados.
Para el traslado de los animales, se sospecha que emplean una furgoneta cuya ruta tiene su origen en Extremadura, pasa por Sevilla y por el norte de la provincia de Cádiz y finalmente llevan los gallos al demandante y mejor postor del levante español y Francia.
En el circuito legal, los criadores, después de tasar los gallos, se los entregaban al conductor de la furgoneta investigada, aunque la Guardia Civil sospecha que algunas de estas operaciones ocultaban transacciones de animales procedentes de robos.
Tras localizar el punto de encuentro entre las provincias de Sevilla y Cadiz, la Guardia Civil monta un dispositivo de vigilancia en una explanada próxima a la A-394, entre Utrera y Arahal. Los agentes interceptan la furgoneta sospechosa cuando se incorpora a la A-92 y procede a identificar a sus ocupantes.
En el interior de la furgoneta transportan 40 pollos de pelea sin la debida documentación de control sanitario y la Guardia Civil comprueba que se incumple la normativa vigente de Sanidad Animal para el Transporte de Animales Vivos.
Gracias a la intervención del Equipo ROCA de la Guardia Civil, se ha logrado esclarecer cuatro robos en fincas rurales, en los que sustrajeron 16 gallos de pelea que son reconocidos por sus dueños gracias a marcas identificativas y fenotipos.
También detienen a dos personas, vecinas de Utrera y Carmona, por sendos delitos de Robo con Fuerza en las Cosas y se formulan las correspondientes Infracciones Administrativas ante la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo en el medio Rural de la Junta de Andalucía.
La Guardia Civil mantiene abierta la operación y no se descartan nuevas actuaciones.