Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una red que traficaba en Internet con perros enfermos traídos de Eslovenia

Perros importados ilegalmente desde Eslovenia. Foto:AP archivotelecinco.es
Entre 2009 y los primeros meses de 2010, la red importó 4.450 animales desde Eslovaquia, en su mayor parte afectados o proclives a contraer la enfermedad 'Parvovirosis', un virus que acaba con los perros después de diez días de convulsiones, espasmos y diarreas.

El caso se destapó debido a las quejas de algunos clientes, que se creyeron estafados por haber comprado animales enfermos, lo que alertó a la Guardia Civil de esa red que contó con la colaboración de un veterinario para alterar la documentación de los cánidos.

Para falsificar el pedigrí, según esas fuentes, los detenidos tuvieron el apoyo de algunos miembros de la Asociación de Criadores Caninos de España, con la que estaba relacionado el veterinario y que, a sabiendas de que los perros procedían de Eslovaquia, anotaban su ascendencia y crianza en España.

Esa entidad, según explica la Guardia Civil, no está autorizada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para llevar libros genealógicos de razas, razón por la cual en ningún caso podían acreditar el pedigrí de los cachorros.

La investigación ha comprobado también cómo miembros de la junta directiva de la Asociación de Criadores Caninos de España eran las mismas personas responsables de la gestión de la sociedad mercantil que vendía los perros desde Lomoviejo (Valladolid) a través de una página web.

Los integrantes de la red, añaden las fuentes, conocían el riesgo de los perros de contraer o de tener ya la 'parvovirosis', de lo cual no informaban a los compradores ni tampoco de su verdadero origen y serán judgados por estafa continuada, falsificación documental, intrusismo profesional y asociación ilícita.