Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren un sistema que ofrece un mecanismo de resistencia frente a virus ARN

El profesor de la Universidad de Murcia Antonio Sánchez Amat ha publicado, junto a investigadores de las universidades de Stanford y Texas en Austin, un artículo en la revista 'Science' donde se describe un nuevo tipo de sistemas CRISPR-Cas que puede ser utilizado por bacterias para defenderse frente a la infección por virus que poseen ácido ribonucleico (ARN) como material genético.
Las secuencias CRISPR (Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Interespaciadas) están generalmente asociadas a genes que codifican proteínas Cas; los sistemas CRISPR-Cas confieren resistencia a las bacterias frente al ataque por virus.
En el trabajo publicado en 'Science' se detalla la existencia de un novedoso sistema CRISPR-Cas en la bacteria marina Marinomonas mediterranea, un microorganismo aislado en las aguas costeras de la Región de Murcia y ampliamente caracterizado a nivel molecular por el grupo investigador de Sánchez Amat.
La importancia del hallazgo reside en que este sistema es el primero descrito que ofrece un mecanismo de resistencia frente a virus de ARN (único material genético de algunos virus), según han explicado fuentes de la Universidad de Murcia.
"El sistema CRISPR-Cas permite capturar pequeños fragmentos de ARN como 'memoria genética' para defenderse frente a la infección de nuevos virus, y es además un novedoso mecanismo de transferencia de información genética de ARN a ADN", declara el profesor*de la Universidad de Murcia.
Con este trabajo se abre un nuevo campo de estudio sobre los virus de ARN, que son bastante desconocidos.
El primer firmante del artículo es el investigador Sukrit Silas (Universidad de Stanford), del grupo de investigación de Andrew Z. Fire, premio Nobel de Medicina en 2006. También ha participado el laboratorio de Alan M.Lambowitz (Universidad de Texas en Austin).
Más información en el reportaje de la Unidad de Cultura Científica y Promoción de la Investigación de la UMU http://www.um.es/prinum/index.php?opc=reportajes&ver=61