Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 85 personas en Ciudad Real por estancia irregular

Agentes de Policía Nacional adscritos a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, en el ámbito de sus funciones de vigilancia y control del régimen de extranjería, han detenido a 85 personas por estancia irregular en el marco de la operación 'Odisea'.
Los agentes, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, iniciaron las actuaciones desde principios del mes de enero de este año, al tener conocimiento de un aumento considerable de las solicitudes de autorización de residencia y trabajo en la Oficina Única de Extranjería de Ciudad Real por parte de extranjeros no comunitarios.
Dichas personas, pretendían regularizarse en el país por la vía excepcional de arraigo social del artículo 124.2 del Real Decreto 557/2011, presentando continuos precontratos de trabajo con empleadores de la provincia, en especial en la actividad de empleadas domesticas y agricultura.
INICIO DE LAS INVESTIGACIONES
El servicio se inicia con la colaboración de la Sección de Trabajo de la Oficina de Extranjería de la Subdelegación de Gobierno en Ciudad Real, que a requerimiento de esta unidad policial, facilita un listado de las solicitudes presentadas de autorización de residencia temporal por la circunstancia excepcional de "arraigo social" durante el año 2011, que ascendían a más de 400 solicitudes, y ante la circunstancia de que muchos de los extranjeros solicitantes, al serle denegada la autorización, inmediatamente presentaban una nueva solicitud.
Muchos de los solicitantes de este tipo de autorización, añade la Delegación del Gobierno, tienen decretada una resolución de expulsión por la autoridad gubernativa, pendiente de ser ejecutada, y para poder acceder a una tarjeta de residencia en España.
De este modo, suelen comprar, por cantidades de dinero de entre 1.000 a 2.000 euros, contratos de trabajo que le ofertan puestos de trabajo irreales e imaginarios en empresas.
Asimismo, muchas de las empresas que facilitan los contratos de trabajo, tienen deudas tributarias con las Administraciones, que producen la denegación automática de las autorizaciones solicitadas, obligando nuevamente al extranjero a conseguir un nuevo contrato de trabajo por dinero, para presentar una nueva solicitud de residencia en España, evitando de esa forma que pueda ser expulsado.
LOCALIZAR A LOS EXTRANJEROS
La investigaciones continuaron con las pesquisas para localizar a los extranjeros y a sus empleadores, solicitantes de este tipo de autorización de residencia, al objeto de averiguar y comprobar si los contratos de trabajo formalizados se corresponden con puestos de trabajo reales, o por el contrario, son realizados a cambio de dinero y con la única finalidad de que el extranjero extracomunitario se regularice en el país.
Los resultados que, hasta el momento, arroja la investigación son 85 detenidos, por permanencia irregular en nuestro país; 144 expedientes administrativos de expulsión, y 123 Informes a la Subdelegación de Gobierno en Ciudad Real.