Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas en Madrid 38 personas por tráfico drogas entre ellas un subinspector de Policía

Un subinspector de Policía destinado a la comisaría de Torrejón de Ardoz ha sido detenido en la segunda fase de la denominada Operación Rosales. Las investigaciones, que se iniciaron hace ocho meses, ha destapado una trama de tráfico de drogas e inmigración clandestina en el aeropuerto de Barajas en la que colaboraban trabajadores del mismo.
En total, han sido detenidas 38 personas por diferentes delitos, así como otras 9 por estancia irregular en el país. Todas ellas son de nacionalidad colombiana o de origen colombiano, aunque nacionalizados, a excepción del agente de policía.
El Juez encargado de la Instrucción ha decretado el ingreso en prisión preventiva de 26 de ellos; el resto, ha quedado en libertad con cargos y medidas cautelares para asegurar su presencia en futuras actuaciones judiciales.
De acuerdo con las investigaciones policiales, el subinspector daba cobertura a la organización y participaba de distintas formas: consultaba las bases de datos a requerimiento de los responsables y era, junto con su mujer, testaferro; para ello, regentaban dos bares de copas: "Los Rosales" y "Sabor a Caney", donde se traficaba al menudeo y se blanqueaban los beneficios de la banda.
Parte importante de los miembros de la organización estaban afincados en Madrid, dedicados fundamentalmente a la introducción de cocaína y su distribución. Otros lo estaban en Valencia, donde se detuvo al máximo responsable: Juan José C.T., y 16 individuos más, alguno de ellos funcionarios de la Administración. BQM