Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 16 personas en Sariñena (Huesca) en una operación contra la inmigración ilegal

Agentes del Grupo de Investigación de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón han detenido a 16 personas, imputadas en diferente grado, por los delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, contra los derechos de los trabajadores y falsedad documental. La detención ha tenido lugar en el en el marco de un operativo iniciado el pasado mes de abril.
Durante estos dos meses de julio y agosto, se han practicado varios seguimientos e identificaciones de cuadrillas de jornaleros que pudieran encontrarse trabajando en situación irregular, sin el contrato de trabajo preceptivo y sometidos a explotación laboral, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón.
Estas identificaciones se han realizado después de que la policía tuviera conocimiento de que distintas furgonetas se dedicaban al traslado de ciudadanos extranjeros de diferentes nacionalidades a varias fincas del entorno de la localidad de Caspe (Zaragoza).
Asimismo, tuvieron noticia de que había algunos de los jornaleros en situación irregular que utilizaban el nombre y documentación de otros en situación regular en España para trabajar en el régimen agrícola, dados de alta en la Seguridad Social, "siendo ésta una práctica habitual y constatada" por parte de esta UCRIF en anteriores operaciones.
El pasado día 28 se estableció un servicio de vigilancia en la localidad de Caspe, desde donde se observó la salida de varios individuos, que tras subir en una furgoneta, se dirigieron hacia a la población de Sariñena (Huesca), concretamente a una finca agrícola, en la que comenzaron a realizar la labor de recogida de cebollas.
Una vez en el lugar, y tras la identificación de todos ellos, se detectó que 13 de los identificados se hallaban en situación irregular en España. Al ser preguntados por su filiación, aportaron datos de otros compatriotas que sí estaban regulares en España e, incluso, dados de alta en la Seguridad Social para poder realizar trabajos agrícolas.
Por eso, la policía los detuvo y trasladó a las dependencias de esta la UCRIF, una vez efectuada las preceptivas comunicaciones a la autoridad judicial. Este viernes han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Huesca.