Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 57 personas por defraudar 190.000 euros a la Seguridad Social mediante empresas 'ficticias' en Sevilla

Agentes de la Policía Nacional han concluido en Sevilla una operación contra el fraude a la Seguridad Social con la detención de 57 personas acusadas de defraudar más de 190.000 euros mediante empresas 'ficticias' en las que daban de alta a falsos trabajadores por 250 euros mensuales con el único objetivo de poder acceder a prestaciones por desempleo.
Según informa la Comisaría Provincial en un comunicado, el montante de la estafa podría haber alcanzado el millón de euros de no haber mediado la acción policial y todos los detenidos, entre los que se encuentra los tres precursores de la trama junto a los falsos empleados que pretendían cobrar los subsidios, han quedado ya en libertad con cargos a la espera de ser requeridos por la autoridad judicial.
La investigación se inició tras la recepción de un informe procedente de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, en el que se daba cuenta de diversos indicios que apuntaban el carácter fraudulento de dos empresas sevillanas que cobraban 250 euros a cada uno de sus supuestos trabajadores por cada mes que estaban contratados.
FALSOS CONTRATOS PARA SOLICITAR PRESTACIONES O PERMISOS DE RESIDENCIA
Las primeras diligencias de investigación permitieron constatar que las empresas eran "totalmente ficticias" ya que, entre otras irregularidades, carecían de domicilio social real y las facturas presentadas a la Agencia Tributaria eran "falsas".
Igualmente, quedó acreditado que no realizaban ningún tipo de actividad profesional y falseaban datos fiscales, ya que su único objetivo real era dar de alta en la Seguridad Social a falsos trabajadores, personas en situación de desempleo o ciudadanos extranjeros que querían regularizar su situación con un contrato laboral.
La colaboración entre los agentes del Grupo II de la Ucrif de la Jefatura Superior de Sevilla y la Inspección Provincial de Trabajo de Sevilla facilitó la identificación y detención de todos los implicados en la trama de estas dos falsas empresas supuestamente dedicadas a la construcción y la venta de dispositivos de alarma domésticos, respectivamente.
DETENIDOS TAMBIÉN EN CÁDIZ, BARCELONA Y MALLORCA
En el momento de finalizar la operación y practicar las detenciones, casi todas en Sevilla y su provincia si bien algunas han tenido lugar en otras capitales como una en Cádiz y otra en Barcelona y Palma de Mallorca, se habían dado de alta ilegalmente en la Seguridad Social como supuestos trabajadores un total de 62 personas.
Según la Policía, el principal encartado dotó a esta red fraudulenta de cierta cobertura legal, contando incluso con gestores externos que ignoraban la falsedad de los contratos que presentaban para tramitar las altas. Los supuestos contratados llegaban a pagar a la red y por adelantado la cantidad de 250 euros por cada mes de duración del contrato ilícito.
Entre los falsos trabajadores arrestados había desempleados y ciudadanos extranjeros que querían extender su permiso de residencia en nuestro país en virtud de estos contratos simulados. De todos ellos, 33 habían obtenido de forma indebida prestaciones por un importe total de 190.000 euros. El montante de la estafa, de no mediar la acción de los investigadores, podría haber alcanzado el millón de euros.
La operación se enmarca dentro del convenio de colaboración entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Ministerio del Interior, sobre coordinación entre la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, suscrito en abril de 2013.