Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 31 personas en Bulgaria y España por manipular cajeros para clonar tarjetas

La Policía Nacional, la Dirección de Crimen Organizado del DANS de Bulgaria y Europol han desarticulado una red que manipulaba cajeros automáticos en varios países europeos para obtener datos con los que posteriormente clonaban tarjetas, y han detenido a 31 ciudadanos de origen búlgaro, 26 en su país y cinco en España.
Según ha informado la Policía, la investigación es la continuación de la operación "Ánade", culminada en febrero de 2014, en la que se desmanteló un grupo multidelictivo que operaba en todo el mundo. Entre las actividades delictivas a las que se dedicaba esta organización están los robos en domicilios, el tráfico de drogas y el tráfico ilícito de vehículos; y de forma más destacada a la clonación de tarjetas y el uso fraudulento de medios de pago.
El grupo detenido en esta fase estaba dirigido desde Bulgaria, concretamente desde las ciudades de Sofía, Plovdid y Silistra, y llevaba diez meses actuando en nuestro país, especialmente en Andalucía, donde han cometido un importantísimo número de fraudes pendientes de cuantificar.
Desde el inicio de la investigación se detectó que la organización disponía de numerosas células que actuaban en varios países europeos (España, Italia, Francia, Alemania y Turquía) y decenas de países asiáticos, entre los que destaca Filipinas.
Las primeras pesquisas llevaron a los agentes hasta el líder de la organización, establecido en Bulgaria, donde dispondría de varios laboratorios dedicados al estudio de los diferentes dispensadores de efectivo y los sistemas necesarios para la obtención de los números secretos y de los datos contenidos en las bandas magnéticas de las tarjetas de los clientes, para después fabricar los componentes que utilizarán la totalidad de las células repartidas por diferentes países.
También se descubrió que funcionaban con dos tipos de células; unas especializadas en la colocación de los dispositivos fabricados y distribuidos desde Bulgaria y en la obtención de los datos necesarios para el clonado completo de las tarjetas; y las otras en la clonación de las tarjetas con los datos obtenidos mediante skimming y la extracción de efectivo en países diferentes a los que se obtuvieron esos datos, especialmente en Asia. La investigación ha revelado que apenas unas horas después de clonar tarjetas en cajeros bancarios de la costa del sol (Málaga), se realizaban extracciones de efectivo en Filipinas.
En Bulgaria se han realizado 26 detenciones y se ha intervenido una cantidad "ingente" de dispositivos destinados a clonar de tarjetas, cerca de un millar, entre los que se encontraban lectores de banda magnética, micro-cámaras, una impresora 3D. Además se han descubierto siete laboratorios, dos de ellos dotados de modernísima tecnología, nunca intervenidos anteriormente. En España se han llevado a cabo 5 detenciones y dos registros, y se ha intervenido otro laboratorio.
Para el desarrollo de la operación se ha establecido un*centro de coordinación en Bulgaria en el que ha estado presente el agregado español en Sofía, y en ambos países ha participado una representación de Europol provistos de su oficina móvil, facilitando la comunicación entre agentes de ambos países, que ha sido constante. De hecho el dispositivo realizado en España ha comenzado en el instante en el que ha sido detenido el máximo responsable de la organización en Bulgaria.
La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo I de la Sección Europa del Este de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de Europol, la PDBOP-DANS de la República de Bulgaría, la Sección de Medios de Pagos de la UCDEF, el Grupo XX de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, la Comisaría Provincial de Málaga.