Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas dos nuevas personas relacionadas con un asesinato en la Feria

La Policía Nacional ha detenido al menos a dos nuevas personas relacionadas con el crimen perpetrado la madrugada del pasado viernes en la Feria de Abril de Sevilla. Un joven de 19 años vecino de Gines murió como consecuencia de una puñalada en el corazón recibida en el marco de una reyerta tras el robo de una chaqueta en el recinto ferial.
Todo esto tiene lugar después de que el juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla haya dejado en libertad con cargos a los dos últimos jóvenes arrestados por el crimen el pasado martes.
Uno de los jóvenes ha dicho al juez que él estaba en una caseta de feria donde había gente de Bellavista y vio cómo se originó una discusión por una chaqueta.
Así las cosas, el detenido ha explicado que se marchó del lugar de los hechos cuando se inició una pelea y que no vio el apuñalamiento posterior.
Aunque ha asegurado que un conocido suyo, aún sin detener, se encontró con él a la salida de la feria y le reconoció que había apuñalado a un joven.
De los diez detenidos, dos de ellos se encuentran en prisión desde la noche del domingo como presuntos responsables de un delito de homicidio. La Policía no descarta nuevas detenciones que ayuden a esclarecer el crimen de la Feria.
Los hechos comenzaron pasadas las 03,00 horas del viernes en el entorno de la calle Paseo de los Remeros, en el sector occidental de Real de la Feria de Abril, tras el robo de una chaqueta.
Tras la sustracción, se habría producido una persecución a la búsqueda de la prenda robada hasta que ambas partes llegaron al cuerpo a cuerpo en el Paseo de los Remeros, donde la víctima recibió una puñalada en la zona izquierda del tórax, justo en el corazón.
La Policía Científica localizó en el escenario del crimen una hoja de arma blanca de 30 centímetros de longitud que se considera el arma que terminó con la vida de la víctima.