Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Murcia a un fugitivo rumano reclamado en su país por asesinato, blanqueo, secuestro y extorsión

El arrestado es un ex gendarme sobre el que pesaban dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega
Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Murcia a un ciudadano de Rumanía, de 35 años, reclamado por las autoridades de su país. Sobre el arrestado pesaban dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega, una por delitos de blanqueo, secuestro, extorsión y pertenencia a organización criminal, y la otra por el homicidio del hijo de un juez rumano. En el momento de la detención portaba documentación falsificada, según han informado fuentes policiales.
La investigación se inició tras recibirse una información de las autoridades de Rumanía que apuntaba a que este sujeto se escondía en la ciudad de Murcia. Esta comunicación también alertaba sobre la peligrosidad del fugado, su condición de ex gendarme, y de las severas medidas de seguridad que adoptaba y que le permitieron escapar de un operativo policial para su captura desplegado en la ciudad italiana de Verona.
Una vez comprobado este extremo se desarrolló un operativo para su localización y detención que finalmente tuvo lugar en las inmediaciones de la estación de autobuses de Murcia, donde fue arrestado junto a otro individuo que le prestaba su colaboración para permanecer fugado, añaden las mismas fuentes en comunicado.
Los primeros hechos por los que el fugitivo era buscado se remontan a 2004. En mayo de ese año, acompañado por varios cómplices, bloquearon el paso al vehículo en el que viajaba el hijo de un juez, rompieron el parabrisas con un objeto contundente, se tiraron sobre la víctima, la sacaron del coche y posteriormente la arrastraron con otro automóvil.
Finalmente lo golpearon severamente y lo abandonaron en campo abierto donde falleció. Además de este hecho, durante los años 2005 y 2006, en compañía de otros dos hombres, configuró un grupo criminal con sede en la localidad rumana de Arad, dedicado al blanqueo, la extorsión, secuestros y amenazas entre otros delitos.
Las detenciones han sido llevadas a cabo por agentes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Murcia, con la colaboración del Grupo de Localización de Fugitivos de la Sección Operativa de Relaciones Internacionales de la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, y de la Oficina de Enlace en la Embajada de Rumanía.