Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un hombre sospechoso de matar a uno de sus hijos y herir a otro en Madrid

La Policía ha detenido a un hombre sospechoso de matar a uno de sus hijos, de 19 meses de edad, y herir a otro, de cinco años, en el barrio madrileño de Carabanchel, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El detenido, que se encuentra en dependencias policiales, ha dejado una carta en la que explica los motivos del doble crimen. "Lo hacía por el bien de los niños", ha dicho según fuentes policiales.

El detenido, identificado como Jorge Diego C.A., nacido en la ciudad uruguaya de Montevideo y con residencia legal en España, habría apuñalado a sus hijos en su vivienda, ubicada en el número 12 de la calle Pedro Martínez.
Al lugar se han desplazado efectivos policiales y de los servicios médicos tras un aviso al 091 y al 112 realizado alrededor de las 00.30 horas por un particular que ha sido alertado del suceso por la madre, que ha resultado ilesa.
Una vez llegados al lugar del suceso, el SUMMA ha comprobado que el bebé de 19 meses había fallecido por heridas de arma blanca en el cuello y que el menor de cinco años presentaba una herida penetrante de arma blanca en la espalda, tal y como han informado fuentes de Emergencias Madrid.
Tras estabilizarle, el herido ha sido trasladado al Hospital 12 de Octubre, donde ha ingresado en estado grave. Por su parte, el Samur-Protección Civil ha atendido a la tía y abuela de los niños, que presentaban crisis de ansiedad y que han sido trasladadas por precaución al mismo hospital. La madre, que también fue trasladada al hospital, ha sido dada de alta.
Deja una carta
El padre de los niños dejó una nota en la que explicaba porque lo había hecho alegando, entre otros motivos, que "lo hacía por el bien de los niños", según han informado a fuentes de la investigación.
El homicida también indicó que "no quería ser una carga para nadie" y "no quería que los niños pasaran la mala vida que él estaba pasando", por lo que la Policía sospecha que tenía planeado suicidarse, pero que la llegada de los agentes se lo impidió.
El hombre había dejado anotado a lado de una libreta bancaria que el dinero que tenía se lo dieran a sus padres, según las mismas fuentes.
El hombre, que no tiene antecedentes, se encuentra en comisaría. Ha reconocido los hechos y ha repetido lo que dejó escrito en la nota.
Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por Europa Press, todo apunta a que podría tratarse de un caso de violencia de género, habiendo utilizado el hombre a los hijos para herir a la madre.
En declaraciones a los medios de comunicación a las puertas del número 12 de la calle Pedro Martínez, Ianco, el vecino de al lado del piso en el que sucedieron los hechos ha relatado que la relación entre el supuesto homicida y de su expareja, Verónica, era "muy mala y tenían discusiones previas".
Según ha relatado, al filo de esta medianoche oyó un fuerte ruido de alguien cayéndose en el piso anexo que le alerto. "La mujer chillaba lamentándose ¿Por qué a mi niño? ¿Por qué?", mientras él no decía nada". Otra persona, vecino de un edificio cercano, ha señalado que oyó gritos parecidos: ¿Por qué me has hecho esto?"
Los vecinos han dicho que la pareja se había separado hace un par de meses. La madre, al ver que la madre no le devolvía a los niños, acudió a la vivienda y abrió con sus propias llaves. Allí se encontró al bebé ya fallecido y al hijo de ambos de cinco años con un cuchillo en la espalda. La tía llamó al 112 y en cinco minutos llegó la Policía y los servicios médicos.