Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un detenido y 5 investigados por someter a condiciones precarias a temporeros agrícolas

Un detenido y 5 investigados por someter a condiciones precarias a temporeros agrícolasTwitter

En una operación conjunta entre España y Rumania,  las autoridades de ambos países han auxiliado, informado y ofrecido sus derechos como víctimas a 59 trabajadores, de origen rumano, maliense y marroquí, que trabajaban como temporeros en la recogida de ajos en las localidades de Las Pedroñeras, El Provencio y Barajas de Melo (Cuenca) en condiciones precarias.

Asimismo, se ha detenido a una persona e investigado a otras cinco, de nacionalidades española, rumana y marroquí, por someter a trabajadores temporeros a condiciones de trabajo precarias, con jornadas de trabajo interminables en condiciones ambientales de calor muy duras, alojamientos insalubres y salarios muy inferiores al mínimo interprofesional durante la campaña de recogida del ajo. Se les imputa los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y contra los derechos de los trabajadores.
Durante la investigación se han realizado cuatro inspecciones en centros de trabajo, donde se ha asistido a más de 100 personas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.
Estas actuaciones se enmarcan dentro de la Directiva de Servicios de 'Actuación contra la Trata de Seres Humanos' y en el 'Plan integral de lucha contra el Fraude en el ámbito de la Seguridad Social y la Hacienda Pública' de la Guardia Civil.
Durante el año 2017, se han desarrollado un total de 513 inspecciones preventivas en lugares donde podrían existir víctimas de explotación laboral o de trata de seres humanos con dichos fines, habiendo liberado, durante diferentes investigaciones, a un total de 119 víctimas y detenido/investigado a 39 personas como autoras de dichos delitos.
La trata de seres humanos constituye una prioridad para la Guardia Civil y sus capacidades de actuación integral la convierten en referente internacional en la lucha contra este fenómeno.
Además de trabajar conjuntamente con instituciones y organismos como la ONU, el Consejo de Europa o EUROPOL, asumiendo como especial orientación la consideración de la Trata de Seres Humanos como una de las áreas prioritarias (EMPACT) del Ciclo Político de la Unión Europea, colabora también a nivel bilateral con agencias y cuerpos de policía de diferentes países.
En particular, para afrontar la problemática de las víctimas de explotación laboral de origen rumano, la Guardia Civil realiza desde hace dos años acciones conjuntas con la Policía Nacional de Rumanía para perseguir a los grupos criminales dedicados a dicha actividad que operan con víctimas que son empleadas en distintas campañas agrícolas, como es la recolección de ajos en Castilla la Mancha.
El ámbito agrario conforma uno de los sectores potencialmente más sensibles en cuanto a la problemática relacionada con la trata de seres humanos, la explotación laboral y el fraude a la seguridad social.
Estas situaciones son más frecuentes durante las diferentes campañas de recolección de productos agrícolas en las explotaciones agropecuarias, las cuales generan una gran demanda de trabajadores temporales concentrada en periodos estacionales.
Las víctimas de estas conductas suelen ser personas extranjeras (comunitarias y de terceros países) que se encuentran ya en España, a veces en situación irregular y que son empleadas sin contrato y/o sin permiso de trabajo. En los casos más graves, llegan a ser víctimas de trata de seres humanos, las cuales son captadas de forma organizada mediante engaño en sus países de origen y trasladadas a España para ser explotadas en condiciones de precariedad, fuera de toda protección social y laboral.
La principal nacionalidad relacionada con la Trata de Seres Humanos con fines de explotación laboral en el ámbito agrícola en España es la rumana, representando las víctimas un 48% y los autores de esta tipología delictiva un 66 %.