Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un joven que encerró a su novia para obligarla a prostituirse

La Policía Nacional ha detenido a un joven de nacionalidad rumana que encerró a su novia, menor de edad, en una vivienda del barrio madrileño de Usera y la obligó a tomar agua con sal cada quince minutos durante dos días con el objetivo de que ella cediera a sus presiones para que se prostituyera, según ha informado en un comunicado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
una joven de 17 años
fue atendida de varios hematomas y contusiones y permaneció ingresada por un colapso de los riñones


la joven relató a los agentes que había viajado de Rumanía a España de vacaciones hacía pocos días en compañía de su novio,




el arrestado había proporcionado a la menor documentación falsa como mayor de edad







explicó a los agentes que había conseguido escapar de una vivienda donde había estado encerrada varios días.

su novio le dijo que debía prostituirse para saldar la deuda que había contraído debido al viaje.

Ante la negativa de la chica, su pareja la agredió y la encerró en una vivienda situada en el barrio de Usera.
hasta que accediera a prostituirse, debía beber un vaso de agua con sal cada quince minutos, sin ingerir ningún otro alimento.

la chica consiguió escapar y pedir ayuda a una pareja que transitaba por la calle y que la trasladó hasta dependencias policiales.

DETENCIÓN EN POCAS HORAS
Pocas horas después, Mihai era detenido.
ha sido detenido por los presuntos delitos de malos tratos en el ámbito familiar, detención ilegal, trata de seres humanos con fines de explotación sexual, falsificación documental y otros delitos relativos a la prostitución.

La investigación ha sido llevada a cabo por el grupo VI de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación y la Comisaría de Coslada,