Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos el dueño de un gimnasio y un monitor por distribuir anabolizantes

La Policía ha detenido en Las Palmas de Gran Canaria a cinco personas que integraban una red que adquiría sustancias anabolizantes a través de internet y las distribuía por el archipiélago canario, entre ellas, el dueño de un gimnasio y un monitor de culturismo. EFEtelecinco.es
La Policía ha detenido en Las Palmas de Gran Canaria a cinco personas que integraban una red que adquiría sustancias anabolizantes a través de Internet y las distribuía por el archipiélago canario, entre ellas, el dueño de un gimnasio y un monitor de culturismo.
Según ha informado la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, varios de los productos intervenidos son de uso exclusivo en animales.
Los arrestados como presuntos autores de un delito contra la salud pública se comunicaban entre ellos a través de mensajes sms codificados para dificultar las investigaciones policiales.
La investigación comenzó tras averiguar la Policía que existían vínculos entre varios de los arrestados en la operación "Atenas" -en la que se detuvo el pasado mes de abril en Tenerife a 12 miembros de una banda dedicada al narcotráfico, a secuestros, extorsión, robos con violencia e intimidación- y unos individuos especializados en proveer productos anabolizantes en gimnasios.
Con la información obtenida durante esta operación, los agentes lograron identificar a la persona que proporcionaba las sustancias anabolizantes a los integrantes del grupo desarticulado en el mes de abril.
Se trataba del dueño de un gimnasio de Las Palmas y monitor de culturismo que, a su vez, recibía los productos de manos de otros dos individuos, unos hermanos que actuaban de intermediarios con el responsable de introducirlos en las islas.
El detenido realizaba los pedidos a través de Internet y los recibía por mensajería en Madrid.
Para introducirlos en las islas había alquilado un buzón privado a una empresa de paquetería de las Palmas de Gran Canaria, de donde eran retirados por otro de sus colaboradores.
En dicho buzón se recibieron dos paquetes postales, remitidos desde la localidad madrileña de Móstoles, que contenían sustancias anabolizantes.
En esta operación se han intervenido numerosas cajas con comprimidos, ampollas, jarabes e inyectables, así como teléfonos móviles y 11.500 euros en efectivo.