Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos dos hermanos de un clan gitano por el tiroteo en el Hospital de Orense

Dos heridos en un tiroteo en el hospital de OrenseEFE

Dos hermanos de un clan gitano han sido detenidos este lunes debido a la reyerta registrada en la noche del domingo en el Complexo Hospitalario Universitario de Orense (CHUO) con dos heridos leves y la Policía Nacional busca al padre de ambos para arrestarlo también. El tiroteo se saldó con dos personas, Eduardo M.J. y Francisco M.G., heridas "de escasa consideración", según han indicado las mismas fuentes, que fueron dadas de alta médica poco después.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes policiales, que han explicado que los dos hermanos detenidos, identificados como Daniel G.B. y Moisés G.B. han sido trasladados a la Comisaría Provincial de Orense, donde permanecen a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas.
La Policía Nacional tiene previsto arrestar también al padre de ambos detenidos por los mismos hechos sucedidos sobre las 23,30 horas en el Hospital de Orense.
Las mismas fuentes policiales consultadas han explicado que los hechos se debieron a la rivalidad desde hace año que hay en el seno de la familia, a la que pertenecen todos los implicados en la reyerta.
El tiroteo tuvo lugar sobre las 23,30 horas de este domingo en el hall de entrada principal del hospital, donde además se produjeron desperfectos a causa del impacto de las balas.
En la reyerta se vieron implicadas al menos siete personas, todas ellas de etnia gitana. Los servicios de emergencias apuntan a una disputa familiar como origen del tiroteo, que se produjo tras un enfrentamiento.
Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Nacional, que investigan los hechos. Los heridos fueron atendidos en el centro hospitalario con lesiones por disparo, aunque recibieron el alta a las pocas horas.
El origen de la disputa

La presencia de dos mujeres embarazadas ingresadas en dos plantas distintas del complejo hospitalario "parece que está en el origen de la disputa", según aclara la Subdelegación del Gobierno, que puntualiza que "ésta procedía de un tiempo anterior -entre dos clanes de etnia gitana- y con vínculos de parentesco entre sí". Los agresores y agredidos son originarios del poblado de A Fontela, en el municipio de Maside.

Los disparos, unos 12 según datos de la Policía Científica, procedían de escopetas y rifle. Los proyectiles alcanzaron la fachada del edificio y el interior del vestíbulo, según han asegurado las mismas fuentes.

El vigilante de seguridad del complejo, según destaca la Subdelegación, ha sido "testigo de excepción" ya que "observó cómo los ocupantes de un vehículo Fiat Punto y de un Ford Focus efectuaban los disparos".

Una vez establecido operativo por parte del Cuerpo Nacional de Policía, con apoyo de Policía Local de Ourense y Guardia Civil, se ha procedido a la localización en el casco histórico de Ourense de un bulto que contenía dos escopetas de caza y un rifle.
La Policía Nacional, con apoyo de la Policía Local y la Guardia Civil, ha procedido a la localización de un bulto que contenía dos escopetas de caza y un rifle supuestamente empleados en el tiroteo en el marco de la reyerta con dos heridos leves y dos detenidos en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD


Una vez finalizadas las diligencias más urgentes, se ha procedido a articular un dispositivo de seguridad con la Guardia Civil "para garantizar que no se pudiesen reproducir episodios como el relacionado en el traslado a su localidad de origen (Maside)", según ha explicado la Subdelegación del Gobierno.

Además, las mismas fuentes han apuntado que se están llevando a cabo "gestiones para el esclarecimiento de los hechos por parte de Brigada Provincial de Policía Judicial, de las cuales está informada "en todo momento" la autoridad judicial.

La operación se mantiene abierta y no se descartan nuevas detenciones. Fuentes policiales han explicado que se busca al padre de los dos hermanos detenidos.