Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz incide en la educación como base para la igualdad de género y la necesidad de empoderar a la mujer

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha incidido este sábado en la educación como base principal para que en un futuro sea efectiva la igualdad de género entre hombres y mujeres, así como la necesidad de empoderar a la mujer en todos los sectores, a la par que ha destacado el trabajo realizado por la Junta de Andalucía en este campo y del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que "avanzó mucho" en esta materia.
En el acto de la entrega de los premios Clara Campoamor en Huelva, Díaz ha destacado lo que representa esta mujer para su partido, "su lucha y su manera de estar en la política por la igualdad", a la par que ha recordado que fue la impulsora del voto femenino en la España de 1931.
Con estos premios, el socialismo andaluz conmemora cada año el Día Internacional de la Mujer como tributo al esfuerzo y la iniciativa de personas, colectivos, entidades e instituciones destacadas en cada provincia y a nivel autonómico en la lucha por la igualdad.
Antes de alabar a las premiadas, entre las que se encuentran la fiscal Flor de Torres, la socióloga Soledad Murillo y María Salmerón, víctima de la violencia machista, entre otras, Díaz ha insistido en que lo fundamental para que la igualdad sea efectiva mañana es "la educación en valores, en el respeto a la otra persona para saber que tu libertad acaba cuando empieza la libertad del otro", a lo que ha añadido que "desde muy pequeños es cuando se tiene que entender que, aunque seamos diferentes, todos somos iguales".
Al respecto, ha incidido en que este empoderamiento de la mujer es "lo que va a permitir que desde la misma educación podamos trabajar en el desarrollo humano de los niños, que aprendan a respetarse", que son, a su juicio, "los que nos tienen que ayudar a hacer la revolución de las sociedades modernas" porque "la libertad, la justicia y la igualdad son valores irrenunciables en cualquier país y en cualquier democracia".
A su vez, ha lamentado que en estos siete años de crisis "el rostro de la desigualdad y de la pobreza haya sido femenino", ya que "una mujer tiene que trabajar 79 días más al año para cobrar lo mismo que un hombre", indicando además que "no cobran lo mismo por trabajar de la misma manera y si en el trabajo no se tiene la misma dignidad es complicado que después, con el resto de la sociedad y con los hombres con los que comparten su vida, sea algo natural". En esta línea, ha lamentado que "las grandes empresas de este país no tengan mujeres al frente".
VIOLENCIA DE GÉNERO
En otra línea, se ha referido a la supervivencia de los Centros de Información a la Mujer, para que "todas las mujeres, vivan donde vivan, tengan los mismos derechos", y ha insistido en la necesidad de erradicar la violencia de género, porque no puede ser que "aparezcan todos los días cifras de mujeres asesinadas, que cada vez son niñas más jóvenes a manos de otros niños, que ni siquiera tienen edad para esas cosas".
Al respecto, ha advertido de la peligrosidad de las redes sociales que, a su juicio, "se han convertido en la herramienta perfectas para que las jóvenes sufran este tipo de violencia".
Así, tras recordar las propuestas de su Gobierno por la lucha contra la violencia de género como la suspensión de visitas de agresores a sus hijos o la preferencia a los casos de violencia de género, ha dejado claro que no cree que las administraciones no tengan capacidad para "poner todos los recursos y proteger la vida de nuestras mujeres, ya que el único delito que tienen es ser mujer".
Por todo ello, ha remarcado que este reconocimiento a estas mujeres tiene que servir para decir que "ya está bien, que hasta aquí hemos llegado y que vamos a poner todo lo que esté en nuestras manos para que ninguna mujer sea indolente, ni vamos a cerrar los ojos al sufrimiento que tienen".
IGUALDAD, "POLÍTICA TRANSVERSAL"
En este mismo acto ha participado la secretaria de Igualdad y Equidad del PSOE andaluz, Elena Ruiz, quien ha defendido el trabajo de su partido por lograr esta igualdad "en una tierra llena de oportunidades" y con un Gobierno que "ha decidido que la política de igualdad sea transversal en todas las áreas".
Por su parte, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, y el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, han coincidido en destacar que "aunque se ha avanzado mucho, no lo suficiente y queda mucho por hacer en el día a día", lamentando "el desamparo" que han sufrido las mujeres en estos cuatro años de Gobierno del PP.
GALARDONADAS
En esta edición, han recibido el Premio Clara Campoamor la fiscal Flor de Torres, en reconocimiento a su labor centrada en gran medida en la defensa de la mujer y contra la discriminación de género. Almeriense licenciada en Derecho en 1984 por la Universidad de Granada y fiscal por oposición desde 1987 en Málaga, dirige el Ministerio Fiscal en Andalucía en materia de violencia a la mujer desde 2004, después de ser la coordinadora de esta sección en la provincia malagueña.
Flor de Torres ha sido la encargada de pronunciar el discurso de reconocimiento en nombre de todas las galardonadas. Durante su intervención, la fiscal ha defendido el papel de la mujer en la sociedad, sobre todo a aquellas que han sido o son víctimas de violencia de género.
Tras dedicar su premio a todas las víctimas y a los menores asesinados por violencia machista, ha instado a la sociedad a ser "el reflejo y espejo de la igualdad para que sea proyectada en todos los actos".
TRIBUTO ESPECIAL
Los Premios Clara Campoamor 2016 dedican, además, su Mención Especial a la socióloga Soledad Murillo, que fue secretaria de Políticas de Igualdad en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y cuya contribución fue fundamental para que las leyes contra la Violencia de Género y de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres fueran una realidad.
Actualmente es la directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Salamanca, donde trabaja como profesora de Sociología y donde impulsó la creación del Centro de Estudios de la Mujer, y es miembro del Comité Antidiscriminación de la Mujer de Naciones Unidas (Cedaw, en sus siglas en inglés).
El resto de galardonados con los Premios Clara Campoamor 2016, a propuesta de las provincias, son la catedrática de Enseñanza Secundaria Teresa Claramunt, por Almería; la doctora por la Universidad de Cádiz Carmen Pinedo, por Cádiz; la Organización Feminista de la Subbética, por Córdoba; la maestra en coeducación jubilada Laura Díaz Enríquez, por Granada; la fotógrafa Remedios Malvárez, por Huelva; la empresaria Marifé Bruque, por Jaén; la ex diputada María Dolores Sánchez, por Málaga, y María Salmerón, víctima de la violencia machista, por Sevilla.