Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Divina Pastora Seguros colabora con CODESPA en 'Bidones contra el hambre' que ayudará a 900 familias de Angola

Divina Pastora Seguros colabora con CODESPA en el proyecto 'Bidones contra el hambre' cuyo objetivo es que las familias campesinas de Angola tengan un medio eficiente de conservación de las cosechas para su propio autoabastecimiento. En concreto, alrededor de 900 familias de agricultores serán las beneficiadas directas de la colaboración de la aseguradora valenciana con esta ONG.
Desde principios de este año y durante los seis próximos meses hasta el 31 de junio de 2016, CODESPA y Divina Pastora Seguros llevarán a la provincia angoleña de Huambo unos bidones de almacenamiento de alimentos que permiten a la población rural sustento alimentario y aumento de los ingresos, según detallan en un comunicado.
Teniendo en cuenta los problemas de almacenamiento a los que tienen que hacer frente los campesinos, desde CODESPA se ha desarrollado una solución de bajo coste que permite mejorar el almacenamiento de grano con el objetivo de incrementar las rentas, conservar alimento a lo largo del año, y por consiguiente, mejorar su calidad de vida y los niveles de seguridad alimentaria.
La tecnología de bidones contra el hambre consiste en el reciclaje de barriles que han sido usados para el transporte de productos alimentarios, los cuales, con tan solo una pequeña adaptación (limpieza y revisión), permiten el almacenamiento de 175 kilos de grano en condiciones óptimas a lo largo del año.
Los tradicionales sacos ocasionan a los campesinos unas pérdidas de entre un 35 y un 55% de las cosechas almacenadas por su baja impermeabilidad y baja defensa frente a los roedores. Con este sistema de almacenamiento mejorado, las pérdidas se reducen hasta en un 45%, y permite a los campesinos vender el grano en una época en que los precios son más elevados, por lo que los beneficios para el productor son enormes y cuantificables. La finalidad del proyecto es la reducción del hambre en las regiones de Angola que se lleven los bidones.